15Jul,21

¿Quiere dejar de fumar? Aquí buenas razones para dejarlo

Los especialistas del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés) describen algunas de las ventajas que ofrece dejar de fumar. 

Mejora en las relaciones sexuales.

Imágenes de referencia tomadas de Google Images, pueden estar sujetas a derechos de autor.

“Los hombres que dejan de fumar podrían tener mejores erecciones, mientras que las mujeres podrían conseguir mejores orgasmos y excitarse con mayor facilidad”, sostienen.

Incrementa la fertilidad.

Imágenes de referencia tomadas de Google Images, pueden estar sujetas a derechos de autor.

“Dejar de fumar mejora el revestimiento del útero y puede hacer que el esperma de los hombres sea más potente”, precisan. “Pero lo más importante es que abandonar el tabaco aumenta las posibilidades de dar a luz un bebé sano”, destacan.

Tener dientes más blancos.

Imágenes de referencia tomadas de Google Images, pueden estar sujetas a derechos de autor.

Además, mejor aliento y una piel más joven. También tiene relación con una mejor percepción de olores y sabores, disminuye el estrés y ayuda a respirar con más facilidad.

La capacidad pulmonar aumenta

Imágenes de referencia tomadas de Google Images, pueden estar sujetas a derechos de autor.

Una persona que deja de fumar puede incrementar capacidad pulmonar, según los expertos, hasta un 10 por ciento en un año, lo que permite respirar con mayor facilidad y toser menos.

Entre los 20 y los 30 años, el efecto del tabaco sobre la capacidad pulmonar es poco perceptible, excepto cuando se corre, o se realizan otras actividades físicas exigentes.

Sin embargo, tener una capacidad pulmonar alta puede significar, una gran diferencia entre una vejez activa y otra en la que caminar o subir escaleras suponga un gran esfuerzo, dicen los investigadores.

Lo mejor de todo es que: ¡Enseguida se ahorrará el dinero que gasta en tabaco!

A continuación se destacan algunos otros beneficios que podría observar:

Imágenes de referencia tomadas de Google Images, pueden estar sujetas a derechos de autor.
  • Las comidas tienen un mejor sabor.
  • Su sentido del olfato vuelve a ser normal.
  • Su aliento, cabello y ropa huele mejor.
  • Sus dientes y uñas dejan de tener un color amarillento.
  • Las actividades que usualmente realiza le dejan con menos dificultad para respirar (por ejemplo, subir escaleras o el quehacer doméstico).
  • Puede permanecer en edificios que son lugares libres de humo sin tener que salir para poder fumar.
Herramientas para dejar de fumar en la prevención del cáncer - Juntos

Dejar de fumar también detiene los efectos dañinos del tabaco en su apariencia, incluyendo arrugas prematuras de su piel, enfermedades de las encías.

Algunos beneficios para la salud comienzan casi inmediatamente también, pero cada semana, mes y año sin consumir tabaco su salud mejora aún más:

  • A los 20 minutos de dejarlo: La presión arterial y el ritmo del pulso bajan a la normalidad.
  • A las 12 horas de dejarlo: Los niveles de monóxido de carbono en la sangre bajan a la normalidad.
  • De 2 semanas a 3 meses de dejarlo: Mejora la circulación y la función pulmonar aumenta.
  • De 1 a 9 meses de dejarlo: La tos y la dificultad para respirar mejoran. Sus pulmones y las vías respiratorias tendrán más capacidad de manejar las mucosidades, limpiar los pulmones y reducir el riesgo de infección.
  • Al año de dejarlo: El riesgo de enfermedad cardíaca es la mitad que el de alguien que aún consume tabaco. Su riesgo de sufrir una ataque cardíaco se reduce considerablemente.
  • A los 5 años de dejarlo: Su riesgo de padecer cáncer de boca, garganta, esófago y vejiga disminuye a la mitad. El riesgo de cáncer cervical se reduce al mismo nivel de una persona que no fuma. Después de 2  a 5 años de dejarlo, su riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular pueden reducirse al mismo nivel de una persona que no fuma.
  • A los 10 años de dejarlo: Los riesgos de morir por cáncer pulmonar son cerca de la mitad de aquellas personas que aún fuman. 
  • A los 15 años de dejarlo: El riesgo de enfermedad cardíaca coronaria es el mismo de una persona que no fuma.
Imágenes de referencia tomadas de Google Images, pueden estar sujetas a derechos de autor.

Cuando le “entren las ansias”…

  • Mantenga a su alcance sustitutos que pueda chupar o masticar; como zanahorias, pepinos, manzanas, apio, pasas, chicle sin azúcar o caramelos.
  • Respire profundamente 10 veces y aguante el último respiro mientras enciende un fósforo. Exhale lentamente y apague el fósforo. Pretenda que es un cigarrillo y póngalo en un cenicero.
  • Salga a caminar. El ejercicio puede mejorar su estado de ánimo y aliviar la tensión.
  • Tome una ducha o un baño.
  • Aprenda a tranquilizarse rápida y profundamente. Relájese. Piense sobre una situación tranquilizante y placentera e imagínese usted allí.
  • Encienda un incienso o una vela en vez de un cigarrillo.

Si tienes un pequeño desliz, ¡no te des por vencido! Los cambios importantes a veces tienen principios fallidos. 

Te puede interesar: ¡Cuida tu salud! 10 enfermedades más comunes en estudiantes y universitarios