El presidente Juan Manuel Santos confirmó que este sábado reiniciarán las conversaciones con las Farc en La Habana, luego de que los jefes del Secretariado que participaron en un acto político en La Guajira regresaran a territorio cubano.

El primer mandatario hizo este anuncio en una visita a Armenia para entregar casas del programa Mi Casa Ya. Con el reinicio de la retorna la normalidad en los diálogos de paz, luego de la crisis provocada por el acto proselitista con hombres armados en el corregimiento de Conejo (Guajira), en el que participaron los negociadores “Iván Márquez”, “Jesús Santrich” y “Joaquín Gómez”.

Justamente, el grupo de negociadores fue recogido este jueves por la Cruz Roja del campamento guerrillero en el que se encontraban en la serranía del Perijá, departamento de Cesar, para ser trasladados al aeropuerto de Valledupar y, de allí, a La Habana.

A pesar del cese de la crisis, Santos dejó claro que el acto proselitista, en el que la guerrila ocupó una escuela de Conejo con tropas armadas, constituye “una infracción clarísima al derecho internacional humanitario” y será juzgado por el TribunalEspecial para la Paz.

““Hay que investigar bien cuáles son las circunstancias y por supuesto vamos a hacer el reclamo, todo lo que estamos buscando con este proceso de paz es que este tipo de hechos, ese tipo de violación al DIH y todo lo que significan las armas y la política desaparezcan”, dijo Santos.

Reparar víctimas antes de definir zonas de concentración

Uno de los temas que se tratará en este ciclo de diálogos es la ubicación de las zonas de concentración de los guerrilleros para la firma del acuerdo de paz y entrega de armas, aunque el ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, advirtió que hay la necesidad de un paso adicional: reparar a las víctimas de las Farc en estas zonas.

“No podemos avanzar en la reincorporación de los integrantes de las Farc que renuncien a las armas si antes a las víctimas de las Farc de esas zonas, el Estado colombiano no les ha reconocido su condición de víctima y no los ha reparado”, dijo.

Cristo recordó las experiencias en los procesos de paz con las AUC y el Caguán, en las que “los reincorporados recibían sueldo por parte del Estado mientras que las víctimas limosneaban un mercado frente a las instituciones del Estado”.

Estas experiencias “no se pueden repetir”, insistió, y añadió que ya tiene listo el Gobierno Nacional un plan para evitar que esta situación ocurra con las víctimas en las zonas de concentración, aunque todavía se desconozca dónde serán las mismas.

Cristo se reunirá este viernes con alcaldes del Catatumbo en Ocaña, Norte de Santander, y expondrá la oferta de servicios y proyectos que plantea el MinInterior para adelantar proyectos de seguridad y erradicación de cultivos ilícitos en el posconflicto.

Además, planteará una hoja de ruta para establecer los principales temas en los que los municipios necesitan apoyo en el posconflicto, y presentará el plan de atenciòn a víctimas en las localidades más afectadas por los 50 años de conflicto armado.

PUB/JMR