• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,459,022
  • 03Feb,16

    Un gran cambio se aproxima en los tramites notariales

    Identificación con la huella para hacer gestiones se ha masificado y se han evitado suplantaciones.

    El presidente de la Unión Colegiada del Notariado Colombiano, Álvaro Rojas, anunció que la exigencia de la firma para trámites en notarías desaparecerá a más tardar en un año y que en su lugar se usará la huella.

    Rojas, quien encabeza la asociación de notarios del país, afirmó que en estos despachos se han evitado miles de suplantaciones y fraudes gracias al uso de la identificación biométrica.

    “La firma, como factor de identificación, va a desaparecer (…). Pienso que el sistema para la huella estará funcionando a la perfección en un lapso de seis meses a un año”, afirmó la cabeza del gremio.

    La identificación con la huella –conocida como biometría– se ha venido masificando cada vez más. Esta técnica de identificación consiste en confrontar la huella del ciudadano con una base de datos –en el caso de las notarías provista por la Registraduría– para asegurar que efectivamente sea quien dice ser.

    Varios bancos también han entrado en esta onda y la utilizan como medida de seguridad en el momento de hacer transacciones.

    En elecciones, en algunas partes del país, especialmente en las zonas en las que se han detectado intentos de fraude electoral en el pasado, la Registraduría instala máquinas para identificar a los votantes y evitar así la suplantación de electores.

    Y desde hace un tiempo las notarías también utilizan esta tecnología para identificar a los ciudadanos que se acercan para gestiones como autenticaciones, legalización de escrituras, matrimonios y registros civiles, entre otras.

    En este sentido, Rojas afirmó que para los notarios la firma –como factor de identificación del ciudadano– “pasó a un segundo plano” y que la huella es la que se impone.

    “Todavía tenemos algunas dificultades con internet y con algunos equipos, que hay que ir cambiando y mirando cuáles son más seguros dentro de los que aparecen, pero la verdad es que ya al notario no le importa si la firma es o no es, lo que le importa es la huella; que haga el garabato que quiera”, afirmó Rojas.

    Para él, gestiones como el traspaso de carros, la expedición de tarjetas de crédito o el acceso a sistema de salud “tendrán que hacerse con biometría” en un futuro no muy lejano.

    Sobre la posibilidad de que alguien altere este sistema advirtió que se tendría que acceder a la base de datos de la Registraduría “y llegar con un registro previo de otra huella, lo cual resulta imposible” ya que, según dijo, ese listado “está muy bien custodiado y tiene todos los protocolos de seguridad, de manera que la vulnerabilidad es cero”.

    Además de la identificación con la huella para la seguridad personal, varias notarías del país tienen otros recursos tecnológicos para agilizar los trámites que se realizan en ellas, como la firma electrónica y el documento electrónico.
    “Aún la gente se resiste a lo virtual, es un factor cultural, sobre todo con las escrituras; el ciudadano no la quiere virtual sino que quiere llevársela para la casa y mirarla todos los días”, afirmó Rojas.

    Biometría para la paz

    El jefe de los notarios reveló también que le propondrá al presidente Juan Manuel Santos poner la identificación mediante la huella al servicio del proceso de paz con las Farc.

    Rojas afirmó que en el posconflicto se harán “muchos planes” para los afectados por el conflicto armado que van a contener subsidios “y todo el mundo va a querer meterse, se va a suplantar gente”.

    Añadió que por ello la idea sería identificar biométricamente a quienes se inscriban como víctimas en estos planes para evitar suplantaciones.

    eltiempo.com