• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,070,724
  • 15Jun,16

    Propuesta para legalizar los Bicitaxis en Bogotá

    Bien sea por carencias del sistema para cubrir ciertas zonas o por las facilidades que ofrece, lo cierto es que esta modalidad estaría transportando al día a casi 200.000 personas.

    Por considerarlo una forma de transporte no solo ilegal, sino que no cumple con las medidas de seguridad mínimas, en febrero pasado la Administración de Enrique Peñalosa anunció que adelantaría acciones para eliminar el bicitaxismo en Bogotá. No obstante, este miércoles desde el Concejo de Bogotá –que discutirá la incidencia e impacto de esta modalidad de transporte– le propondrán al Distrito que lo integre como una actividad formal al Sistema Integrado de Transporte Público(SITP).

    De acuerdo con el concejal Nelson Cubides (Partido Conservador), esta forma de transporte cuenta con problemas de fondo que se han desatado debido a su falta de reglamentación, por lo que insta a su regularizaciónbajo condiciones como limitación en cupos, elaboración de censos y prohibición de que los vehículos funcionen con motor.

    “Le proponemos al Distrito establecer condiciones claras para el bicitaxismo, como se hace en otros países. Por ejemplo, en Estados Unidos se les exige una licencia de conducción para quien maneje estos vehículos, así como una licencia de negocios para quienes van a tener el usufructo del negocio. La idea es regularizarlo, involucrándolo al SITP bajo condiciones claras”, explicó el cabildante en diálogo con El Espectador.

    Según Cubides, la proliferación del bicitaxismo es una consecuencia del problema de movilidad en la ciudad, sumado a las deficiencias para atender la demanda de transporte y la permisividad de las autoridades,pero especialmente, advierte, es un problema con un fuerte componente social. El concejal, quien efectuó un recorrido por varias zonas de la capital para identificar las modalidades de este servicio, evidenció a menores, entre los 15 y 17 años, que “sin seguridad y garantía alguna, conducen bicitaxis transportando hasta tres personas al tiempo”.

    Sumado a precarias condiciones laborales, que rayan incluso en la explotación, el concejal denunció que en el negocio de este transporte losbicitaxistas deben pagar cuotas diarias de entre $10 y $13 mil a los propietarios. Adicionalmente, habría asociaciones que estarían cobran‘cupos’ de hasta $600 mil para permitir que un bicitaxi transite por las vías y el espacio público.

    “Los testimonios que recogimos indican que los bicitaxistas deben pagar cuotas mensuales a agremiaciones que de alguna forma, podrían tener formalidad en Cámara de Comercio, pero que no están autorizadas por la autoridad competente de transporte para reunir a estas personas. Es decir, es posible que algunos sean ilusionados con que al entrar a esa asociación o cooperativa su negocio ya se formaliza, pero eso no es cierto”, precisó Cubides.

    El cabildante llamó la atención además por el aumento de bicitaxis que operan con motores de gasolina, lo cual –advirtió– incrementa los problemas de inseguridad y contaminación. “Desde hace algún tiempo, los bicitaxistas han empezado a adecuar estos triciclos con motores de gasolina que pueden alcanzar los 40 y 50 km por hora, lo cual es muy preocupante pues es un riesgo para peatones y ciclistas convencionales”.

    Un censo realizado por la Universidad Nacional, señalaba que en 2013 existían 3.100 bicitaxis en Bogotá. Por su parte, la Federación Nacional de Bicitaxismo señaló que en 2010 había alrededor de 5.000 de estos vehículos y hoy la cifra podría llegar a 8.000.

    “No puede ser que el Ministerio de Transporte no brinde una solución, en el sentido de reglamentar o prohibir esta actividad (…) según la Federación Nacional de Bicitaxistas (FENALBIC) hay 8.000 y transportan a casi 200 mil pasajeros al día. Si cada pasaje vale en promedio $1.500, entonces podríamos estimar que esta actividad mueve $300 millones al día, que un año podría sobrepasar los $100 mil millones, una cifra nada despreciable”, puntualizó Cubides.

    Por su parte, la concejal Gloria Díaz (Partido Conservador) señaló que el del cupo de una determinada ruta en Bogotá puede costar hasta $2 millones e indicó que solo en 2015, según cifras de la Secretaría de Movilidad, hubo en la capital 84.331 viajes en bicitaxis.

    La cabildante se unió a las voces que piden regular esta modalidad de transporte argumentado que “cumplen la función de complementar los recorridos que no efectúa el SITP, benefician a todos los usuarios sin importar su condición, como es el caso de los discapacitados; están expuestos a jornadas laborales de hasta 16 horas diarias”.

    Díaz propuso que en el centro histórico y las zonas culturales de la ciudad se promueva el bicitaxismo turístico regulado. “Es un servicio amigable con el medio ambiente, una opción de generación de ingresos para ellos; además de brindar mejor cobertura y mayor frecuencia en sus recorridos”, agregó.

    elespectador.com