• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,042,254
  • 29Ene,16

    Peñalosa defendió su decisión de construir en la reserva Thomas van der Hammen

    El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, defendió su decisión de adelantar la urbanización ‘Ciudad Paz’ en la reserva Thomas van der Hammen, luego de la fuerte crítica que le hizo el senador Armando Benedetti, quién afirmó que al mandatario capitalino le importa más el cemento que una reserva ambiental.

    De acuerdo con Peñalosa, no existen estudios que digan que bajo la llamada reserva Van der Hammen haya manantiales subterráneos. Por eso llamó a quienes lo cuestionan a “no inventar argumentos”.

    “En 1.200 hectáreas de potreros ordinarios de la llamada reserva podrían vivir 250.000 personas que de otro modo serían forzadas a vivir 30 kilómetros más lejos”, dijo Peñalosa.

    Para Peñalosa, en Bogotá existen “falsos mitos” sobre la Van der Hammen y es necesario pasar a darle un nuevo significado a este sitio.
    .
    “Mentira de que Bogotá podía crecer hacia adentro. La ciudad expulsó a cientos de miles a decenas de kilómetros de la misma Bogotá, con mal urbanismo en últimos años”, manifestó Peñalosa.

    A lo anterior, agregó: “¿Acaso no vemos como Bogotá está creciendo desordenadamente hoy en la sabana? No nos digamos más mentiras (…) Podremos demostrar que nuestra propuesta es mucho mejor para el medio ambiente, la calidad de vida y la movilidad”.

    Por su parte, el senador Benedetti expresó que “Peñalosa es un hombre de cemento y es un hombre que no le importa la parte social”.

    “Peñalosa no tiene ningún respeto por lo social, ni por la pobreza, ni por el medio ambiente. Quiere hacer unas casas en donde hay una reserva forestal y pues en realidad debería saber que por tratarse de un pulmón ambiental no las puede hacer ahí”, sostuvo Benedetti.

    La Administración Distrital ha indicado que su propuesta no sólo es construir casas, sino tener un plan ambicioso en materia ambiental.

    “La propuesta es conservar las zonas donde hay bosque y, además, llegar a más de 1.700 hectáreas verdes, con la construcción de parques lineales que conserven el ecosistema y mantengan intacta la ruta de aves migratorias. Estos parques conectarán el circuito ambiental que une el río Bogotá con los cerros. Así se espera resolver problemas, como los casi 100 pozos sépticos que contaminan las aguas subterráneas”, puntualizó Peñalosa.

    radiosantafe.com