• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 7,505,449
  • 17Feb,17

    ¡Ojo! Listado de los taxis con más infracciones del 2016 en Bogotá

    La Secretaría de Movilidad de Bogotá reveló que en 2016 el total de comparendos para los taxistas aumentó en un 94 %. Conozca el top 20 de las empresas con mejor y peor desempeño en materia de siniestralidad.

    Según cifras de la Secretaría de Movilidad de Bogotá, uno de cada 10 comparendos que se impusieron en la ciudad durante 2016 fue contra un taxista. Las infracciones son variadas: no acatar las señales, transitar por sitios restringidos, no respetar el paso de peatones, mal estacionamiento e incluso, embriaguez.

    Se estima que, en comparación con 2015, el año pasado se disparó un 94% el número de comparendos contra estos conductores, quienes estuvieron involucrados en alrededor de 8.200 accidentes de tránsito en los que hubo daños materiales, heridos o muertos.  

    Por otro lado, una medición efectuada por la Secretaría determinó que, el año pasado, los taxistas tuvieron algún tipo de participación en 57 siniestros viales en los que hubo víctimas mortales. Ello implica un aumento del 33 % en este tipo de incidentes frente a 2015. No obstante, en materia de lesionados los resultados son más alentadores, pues se pasó de 2.612 casos en 2015 a 2.405 en 2016. Es decir, una reducción del 7%.

    En esta línea, Movilidad dio a conocer el top de los taxis con más infracciones en 2016. Llama la atención que, en promedio, cada uno de los conductores recibió por lo menos un comparendo al mes. La lista la encabeza un vehículo que fue sancionado en 17 oportunidades.

    Ante estos resultados, el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, prendió las alarmas e instó a las empresas de taxi a adoptar mayores controles y tomar ‘medidas drásticas’ –entre ellas expulsar a los conductores– que redunden en un mejor servicio para los usuarios. (Lea: Taxistas agresivos serán expulsados de sus compañías)

    “Taxistas con este nivel de incumplimiento a las normas ni siquiera deberían estar prestando el servicio, pues son una amenaza para la integridad de ellos mismos y de los ciudadanos”, manifestó el funcionario, quien explicó que se han reforzado las herramientas de evaluación y seguimiento a las empresas prestadoras del servicio de taxi, con lo que se pretende incentivar un mejoramiento en su desempeño.

    Basada en tales mediciones, la entidad presentó el listado de las 20 empresas de taxis con mejor y peor desempeño en materia de siniestralidad.

    Controles a la informalidad

    A la par con la intensificación de los controles sobre los taxistas, la Secretaría de Movilidad también ha reforzado los operativos contra el servicio de transporte informal en Bogotá, entre ellos, quienes operan con la aplicación Uber.

    De acuerdo con sus cifras, el año pasado se impusieron 10.042 comparendos a conductores por prestar el servicio de transporte informal. En 2015, tal número apenas fue de 4.958. Con respecto a la inmovilización de vehículos, se registró un aumento del 165 % frente a 2015, pasando de 2.546 a 6.755 registros.

    “En 2016 la Secretaría de Movilidad realizó, en promedio, 6,5 operativos diarios a la informalidad, en comparación de los 2,4 que se realizaron en 2015, lo que indica un aumento del 150%”, señaló la entidad, que recordó que la multa para los conductores que manejen un vehículo ofreciendo un servicio diferente para el cual tienen licencia asciende a más de 22’100.000 (30 salarios mínimos legales vigentes). Adicional a ello, los conductores se enfrentan a la inmovilización del vehículo y a la suspensión de la licencia.

    “Utilizar un servicio informal implica una serie de riesgos y de sanciones a los que se enfrentan tanto los conductores como los pasajeros. Los usuarios no solo se exponen a pagar tarifas no reguladas,sino que en caso de accidente las pólizas de seguros pueden abstenerse de cubrir los daños y gastos hospitalarios. Esa decisión de las aseguradoras está amparada ya que todos los vehículos que prestan el servicio de transporte público tienen la obligación de pagar pólizas adicionales que aumentan la cobertura en siniestralidad”, precisó Movilidad.

    elespectador.com