• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,480,262
  • 06Jul,17

    La colombiana Sofía Gómez logra récord mundial en apnea

    La deportista colombiana alcanzó la marca de 83 metros de profundidad, y este miércoles intentará ampliarla.

    “La apnea ha generado en mi esa pasión por redefinir mis límites, por conocerme y por entender mi cuerpo y llevarlo al máximo del potencial. El agua, ya sea de una piscina o de un lago o el mar, me transporta a un lugar pacífico donde todo está bien”, dice Sofía Gómez Uribe en la biografía que publica en su página oficial. Esos límites se volvieron a redefinir.

    Nacida en Pereira el 15 de abril de 1992 (25 años), este miércoles rompió el récord mundial de apnea con aletas. Lo hizo en las aguas de la isla de Dominica, en Soufrière and Scott, una reserva marítima que entrega las condiciones ideales para practicar el buceo y disciplinas de profundidad.

    Gómez, quien se siente antioqueña de corazón, alcanzó los 83 metros de profundidad con un tiempo de 2 minutos y 43 segundos, en la modalidad Peso Constante con Bialetas. Este viernes tendrá la oportunidad de mejorar dicha marca. La eslovena Alenka Artnik poseía el anterior récord mundial, con un registro de 82 metros de profundidad.

    Sofía ya contaba en su palmarés con tres récords panamericanos: uno en apnea dinámica, alcanzado en septiembre de 2014, y dos en peso constante, obtenidos en Bahamas en abril del año anterior.

    Además de ser considerada como una promesa de este deporte, Gómez Uribe es ingeniera civil de la Universidad de Medellín. Desde los diez años práctica disciplinas acuáticas. Empezó con el nado sincronizado y de ahí pasó a la natación aletas. Hace seis años se dedica a la apnea, con la que ha conquistado reconocimientos nacionales e internacionales.

    Sofía Gómez Uribe deja en alto el nombre de Colombia, realiza sus sueños, producto de su esfuerzo y sacrificio, y espera seguir sumergiéndose en las profundidades de la gloria deportiva.

    elespectador.com