• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 7,646,794
  • 13Jun,17

    ¡Cuide la prima de mitad de año! Aquí algunas recomendaciones de seguridad

    Con la mitad del año llega también la prima o bonificación que muchos trabajadores estaban esperando. Sin embargo, se trata de una época que también esperan los delincuentes, debido al aumento el flujo de dinero en las calles del país. Atracadores, estafadores y fleteros están al acecho ante cualquier despiste o descuido de los ciudadanos. Por eso la recomendación de las autoridades es permanecer alerta y pedir el acompañamiento de la Policía.

    El paquete chileno, el atraco en cajeros automáticos, el fleteo, el falso empleado bancario y las estafas telefónicas son algunas de las prácticas delictivas que por esta época se incrementan.

    Ante ello, es clave reconocer actitudes, procedimientos y la forma como operan los estafadores todo con el fin de proteger su capital y no ser blanco fácil de quienes están al acecho. Recuerde que el mejor antídoto contra los hampones es ser cuidadoso y atender las sugerencias de la Policía. 

    De acuerdo con el teniente coronel William Zubieta, oficial de inspección de la Policía, una de las alternativas más confiables es hacer uso de los medios electrónicos. Eso sí, percatándose de siempre acceder por medios y conexiones seguras. Si va a realizar transacciones desde internet, verifique que el equipo esté protegido contra virus y demás códigos maliciosos. Nunca lo haga desde un café internet y demás lugares públicos.

    No obstante, para quienes requieren ir a los bancos se deben tener en cuenta una serie de recomendaciones:

    *Verificar que los cajeros no tengan objetos extraños en su estructura. Que no haya impedimentos a la hora de usar la tarjeta o acceder a los dispositivos.

    *Cubra con su cuerpo o su mano el teclado en el que va a digitar la clave.

    *Asegúrese de tomar el recibo y de romperlo antes de botarlo a la basura. Si nota alguna inconsistencia en la información del recibo, notifique inmediatamente a su banco.

    *Cuando escoja el número de su clave no utilice datos obvios como la fecha de su cumpleaños, número de cédula, etc.

    *No aceptar ayuda de desconocidos. “Algunos aprovechan el desconocimiento de estos medios para hurtar, hacer paquete chileno o sustraer las claves y tarjetas”, dice el uniformado.

    *Dentro de las entidades bancarias y sin importar el monto de la transacción, pedir el acompañamiento de la Policía. Los uniformados, bajo ningún motivo, deben preguntarle por la suma que acaba de retirar. Es un servicio gratuito que se solicita a través de la Línea 123 o directamente ante el cajero que le atienda.

    *Estar acompañados de un familiar o amigo que le permita identificar personas extrañas y actitudes sospechosas de las personas que se encuentran dentro del banco. En caso de reconocer algún comportamiento o persona que le genere desconfianza, la recomendación es no salir de la entidad e informar al personal del banco, para dar reporte a la Policía.

    *No avisar de las transacciones a terceros.

    *No lleve en su poder altas sumas de dinero.

    *En la fila de los bancos no muestre el dinero que lleva. Sólo entréguelo al cajero del banco.

    Según la Policía, para contrarrestar el hurto en inmediaciones de las entidades financieras, se intensifican los operativos de control y se hace constante vigilancia.

    Seguridad en la calle

    * No cargue exceso de paquetes en la calle.

    * Espere un bus o taxi en lugares iluminados y concurridos.

    * Si usted va solo en la calle y siente que lo persiguen, aborde un taxi o entre enalguna establecimiento público e informe a las autoridades.

    * No aborde un taxi cuando el conductor esté acompañado.

    * No se duerma en el bus.

    * Evite andar sólo, especialmente, en horas nocturnas y por lugares de reconocida peligrosidad.

    Ojo con las modalidades

    Las autoridades señalan que el estafador es una persona inteligente, estratega y capaz de llamar la atención de las personas con una actitud amable. Posee capacidad de análisis rápida y eficiente. Al momento de seleccionar la víctima es casi infalible.

    El timador aprovecha la codicia de la gente y en pocos segundos sabe si la persona que eligió caerá fácil o no. Sabe cómo acercarse a la víctima, cómo determinar su condición financiera y cuándo está lista para el golpe. Por eso tenga en cuenta que la suerte no es casual. Encontrarse un fajo de billetes en la calle, una joya y la posibilidad de reclamar el premio mayor de la lotería por otra persona, son, seguramente, simples estrategias de los delincuentes para quedarse con su dinero. Estos son algunos métodos:

    1. El inspector bancario

    Participan tres delincuentes. Identifican en el banco a su víctima y la siguen hasta su domicilio. Consiguen sus datos y luego alguien la llama fingiendo ser un inspector bancario, que investiga un fraude en el banco donde la víctima tiene la cuenta. El timador le dice que le han hecho un retiro de su cuenta y solicita su colaboración para atrapar al ladrón. Le pide que retire cierta cantidad de dinero, inferior al saldo, para entregarla a otro “inspector”, que la depositará de nuevo en la cuenta. El estafador previene a la víctima que mantenga confidencial todo el asunto, pues podría poner en alerta al delincuente. Para agilizar la cooperación, los delincuentes ofrecen una gran recompensa por colaborar. Una vez el falso inspector recibe el dinero, esta es la última vez que la víctima sabe de él.

    2. Paquete Chileno

    Participan dos o tres estafadores. En esta modalidad un delincuente pasa cerca a la víctima y deja caer un paquete. El segundo ladrón lo recoge, pero permitiendo que el ciudadano lo vea. Luego esconde el paquete. Cuando se aleja el primer estafador, el otro se voltea hacia la víctima y le dice que guarde silencio, que lo que se encontró lo compartirá con él.

    Luego abre el paquete y actúa sorprendido por el hallazgo de una fuerte suma de dinero. Aprovechando la confusión y el afán de salir rápido de eso, el estafador calcula la suma que estaría en la bolsa y le dice a la víctima que en vez de salir a repartirlo le dé lo que tenga para que él se quede con todo el dinero. En ese momento el estafador que dejó caer la bolsa con el dinero pasa nuevamente, acción que acelera la operación. Finalmente, luego de que los delincuentes huyen y la víctima va a contar el dinero que ganó descubre que son billetes falsos o simples papeles.

    En esta estafa son muchas las variaciones que hacen los timadores para lograr el éxito del fraude.

    3. Joyas

    Cerca de una víctima, el timador recoge del suelo una supuesta joya. Se acerca y le pregunta que si la joya es suya. La víctima dice que no y el estafador, con una actitud de confusión, le pregunta que si reconoce el oro. En ese instante, un desprevenido, quien resulta ser cómplice, se entromete en la conversación y afirma con convicción que es una joya muy valiosa y le pregunta que cuánto pide por ella. El estafador que tiene en la mano el elemento se niega a venderla. Después éste le dice a la víctima que como él se enteró del hallazgo, quiere compartir la suerte con ella y le pide que le dé una cantidad de dinero por la joya para que la venda en una prendería. La víctima le entrega el dinero y lo que reciben es una lata brillante que nada vale.

    4. Cambio de voces

    Aprovechando la soledad de las empleadas domésticas mientras los dueños están de viaje en vacaciones, los delincuentes consiguen los datos de los que viven allí y simulando la voz del dueño de la casa llaman a la persona encargada y le dicen que más tarde irá alguien a reclamar, por ejemplo, el televisor para repararlo, pues tiene una falla y afirma que el señor está autorizado. Da la descripción del personaje qué ira, le da el número de cédula para que se lo pregunte “por seguridad”. Más tarde llega el falso técnico a reclamar el electrodoméstico y lo hurta con facilidad.

    elespectador.com