Al parecer, el modus operandi de los delincuentes es regalarle a los pasajeros gaseosas en lata, a las cuales les han inyectado previamente escopolamina.

“Las víctimas empiezan a sentir los efectos en la vía, dentro del bus”, aseguraron las autoridades a CityNoticias del canal CityTV.

Grupos de inteligencia de la Policía se encuentras buscando a los asaltantes, pues estos ya fueron identificados por las cámaras de este sector del noroccidente de Bogotá, y por varias denuncias registradas en la terminal.

publimetro.co