• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,253,736
  • 13Ene,16

    42 municipios de Cundinamarca, en riesgo de desabastecimiento de agua

    Julio Roberto Salazar, director de la unidad departamental de la gestión del riesgo de desastre, aseguró que las provincias como Alto de Magdalena, Magdalena centro, Bajo magdalena y Tequendama hacen parte de las zonas que continúan en alto riesgo de desabastecimiento de agua tras el Fenómeno del Niño que se presenta en el país. Salazar además dio algunas recomendaciones a los colombianos para disminuir los riesgos.

    “Tenemos 42 municipios en alto riesgo de desabastecimiento de agua (…) a estas provincias les decimos que no bajen la guardia, hay que atender todas las recomendaciones para poder tener controlado y mitigado esta clase de eventos. Hagamos práctica de los mejores usos del recurso hídrico”, aseguró Salazar en diálogo con Caracol Radio.

    Los municipios que presentan mayor afectación son La Mesa, Facatativá, Villeta, Fusagasugá y Viotá, “Nos reuniremos con las autoridades del municipio para poder generar un plan de mitigación, mucho más complejo y completo”, explicó Salazar.

    Por su parte, la Corporación Autónoma Regional (CAR) pronunció que representantes de acueductos de varios municipios del departamento de Cundinamarca solicitaron el cierre de piscinas y lavaderos de carros.

    El capitán Iván Darío Valenzuela, comandante del Cuerpo Oficial de Bomberos de Cundinamarca, dijo que en caso de ser necesario, se usarían las piscinas para atender incendios forestales que se presenten. “Que nos faciliten en caso de un incendio el uso de cualquiera de los pozos, estamos tratando de no utilizar el agua de consumo, o reservorios que tengan en los lugares o las mismas piscinas como centro de abastecimiento”.

    También se pronunció el capitán Álvaro Farfán, delegado departamental del Cuerpo Oficial de Bomberos de Cundinamarca, asegurando que en varios municipios no cuentan con estaciones de bomberos, ni con los suficientes recursos para atender esta clase de emergencias. “No podemos entrar a culpar a los alcaldes que están recibiendo su puesto, porque esa es la herencia que muchos alcaldes de forma irresponsable dejaron a estos municipios, casos específicos como el de Vianí, Cáqueza, Zipacón, Ubaté, Chocontá, un municipio que ni siquiera tiene una sede del cuerpo de Bomberos”.

    elespectador.com