• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 3,707,517
  • 25Feb,16

    Miopía: una epidemia mundial

    Cada vez la gente está viendo menos de lejos. No pasar tiempo al aire libre, una posible causa.

    ¿Ha notado que a su alrededor ve por todas partes gente con gafas? A pesar de que hoy en día pueden estar de moda, esta no es la razón. El número de personas con miopía se ha incrementado en los últimos años de manera alarmante.

    En países como China o Corea del Sur, en donde la cuota llega al 96,5 % de los jóvenes, ya se habla de una epidemia de miopía, que, en pocas palabras, es un error refractivo. Esto significa que el ojo no refracta la luz adecuadamente para ver las imágenes con claridad y hace que los objetos cercanos se vean claramente, mientras los distantes se ven borrosos.

    Es evidente que algo está pasando, pero los científicos no se ponen de acuerdo sobre exactamente qué. El uso de dispositivos electrónicos como computadores, televisores y celulares podría ser una explicación, aunque vaga. Sin embargo, diversos estudios epidemiológicos afirman que pasar tiempo al aire libre reduce la aparición de esta enfermedad ocular. ¿Pero qué es lo que exactamente ayuda? ¿Es la luz del sol o cómo los ojos enfocan objetos lejanos al aire libre?

    Un grupo de expertos de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos, afirmó que efectivamente, donde haya niños encerrados en casa estudiando o pegados al computador, hay una gran posibilidad de que desarrollen miopía. Pero la razón no es necesariamente la más obvia. La miopía, según el estudio, no se desarrolla por el hecho de fijar la atención en la pantalla, sino por el entorno, presumiblemente con poca luz, donde solemos consultarla. “Los niños que pasan menos tiempo al aire libre tienen mayor riesgo de padecer miopía”. Además, sobre el ascenso de esta anomalía entre los jóvenes asiáticos indican que “está relacionado, posiblemente, con el estudio intensivo y la atención de cerca”.

    Esta conclusión fue reforzada por otro estudio, esta vez de la Academia Americana de Oftalmología, que señaló que los niños de clases populares en China tienen una mejor visión que los de clase media y alta. Esto tiene sentido, pues la mayoría de los jóvenes de bajos recursos del país asiático viven en entornos rurales y pasan más tiempo al aire libre.

    Pero si en Asia llueve, en América Latina no escampa. Según expertos del portal Science Alert, las cifras de miopía para la región no son para nada alentadoras. Mientras en 2010 la prevalencia de miopía estimada era del 20,5 % de la población, para 2020 será de 28,1 %, en 2030 llegará a 36,2 %, en 2040 a 44 % y en 2050 la mitad de la población probablemente tendrá que usar gafas, porque no verá bien de lejos.

    Así que, aunque no esté completamente comprobado de manera científica, pasar más tiempo al aire libre parece el remedio más efectivo para prevenir las complicaciones visuales de la vida moderna.

    elespectador.com