• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,074,338
  • 17Mar,15

    Vecinos ganan la batalla contra polémico helipuerto en Chapinero

    Aerocivil suspendió el uso y Aviatur, el operador, dijo que buscará otro helipuerto en Bogotá.

    Este martes tuvo frutos la cruzada que emprendieron vecinos de los barrios Chapinero y Quinta Camacho, en el corazón de Bogotá, contra el helipuerto que iba a comenzar a operar intensivamente desde el próximo viernes en la torre Colfondos, en la calle 67 con carrera Séptima.

    La Aeronáutica Civil, que en principio había autorizado el uso del helipuerto público para que Aviatur llevara pasajeros hasta el aeropuerto El Dorado, dio a conocer este martes que suspende dicho permiso. (Lea: El ‘ruidoso’ despegue en un helipuerto en el corazón de Bogotá)

    En entrevista radial, el propio Jean Claude Bessudo, presidente de la compañía de servicios turísticos, confirmó que buscará en la ciudad otros edificios con helipuerto para llevar a cabo el proyectoque beneficiaría a pasajeros VIP de Avianca.

    Justo este lunes, luego de que ELTIEMPO.COM informara sobre el caso, Bessudo escuchó de primera mano los reclamos de la comunidad vecina a la torre Colfondos, que alegó contaminación auditiva y falta de permisos para oponerse a la operación aérea en el sector.

    Bessudo le había dicho el lunes a este diario que, de ser necesario, se iría “con su ruido a otra parte”, pues no podía obligar a nadie a escuchar la operación de los helicópteros.

    El helipuerto estaba contemplado como una solución de movilidad para los pasajeros que debían desplazarse hasta la principal terminal aérea de Bogotá. Iba a comenzar a operar de manera oficial el próximo viernes con viajes cada 30 minutos, entre las 6:40 a. m. y las 5:00 p. m. En suma, hasta 20 viajes diarios, todos los días de la semana, incluyendo domingos y festivos.

    Aviatur contempla ahora trasladar la operación a un helipuerto ubicado entre las calles 100 y 117, en el nororiente de Bogotá.

    ELTIEMPO.COM