• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 2,878,784
  • 11May,17

    Taxistas comienzan un plan para mejorar el servicio

    El Gobierno evalúa tarifa diferencial para taxis de lujo y llama a Uber a legalizarse.

    Tras la marcha que protagonizaron en las principales ciudades del país para protestar contra empresas como Uber –que amparadas en la legalidad de sus plataformas tecnológicas prestan servicio ilegal de transporte en el país–, a los taxistas les quedó claro que no tienen más remedio que transformarse para competir con un servicio óptimo para los usuarios.

    De hecho, está en preparación un plan piloto que comenzará con 1.000 carros y luego se extenderá a 10.000 en Bogotá, Cali y Medellín, para ofrecer un servicio de taxis de calidad a través de las tecnologías modernas.

    Ernesto Sandoval, representante de los taxistas en Fenalco, reconoce que particularmente en Bogotá hay una alta inconformidad con el gremio. El 52 por ciento de los ciudadanos tiene una imagen desfavorable de los taxistas.
    “Hemos visto que el problema es por la actitud al prestar el servicio y no por el costo”, afirma Sandoval.

    Según el dirigente gremial, para el plan piloto que se está diseñando habrá una selección rigurosa del tipo de carro y de los conductores, e igualmente valores agregados para el pasajero como el servicio de wifi y otros que no anticipó porque se darán a conocer durante el lanzamiento del nuevo “modelo preferencial”.

    Aunque los taxistas se alistan para el cambio, no renuncian a su exigencia de que las autoridades hagan cumplir la ley. Recuerdan que el Ministerio de Transporte ha dejado en claro que si bien la plataforma tecnológica de empresas como Uber es legal, el servicio que prestan en vehículos particulares no autorizados por el Gobierno es ilegal.

    Sí tienen desigualdades: ellos tienen que pagar unos cupos altos y demás, mientras que Uber está operando sin este tipo de pagos

    Reiteran que estos servicios constituyen una competencia desleal para los taxistas que pagan impuestos y cumplen unas reglas de las que, dicen, “plataformas como Uber se burlan”.

    El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, reconoce la desventaja de los taxistas. “Sí tienen desigualdades: ellos tienen que pagar unos cupos altos y demás, mientras que Uber está operando sin este tipo de pagos”, afirma el mandatario.

    El miércoles, durante las marchas, los taxistas exhibieron carteles en los que escribieron la lista de gastos en los que incurren al año para poder trabajar: $ 3’588.000.

    Ese valor incluye seguro por todo riesgo ($ 1’300.000), rodamiento y frecuencia ($ 1’100.000), seguro obligatorio ($ 430.000), seguro actual y contractual ($ 380.000), revisión técnico-mecánica ($ 168.000), revisión preventiva ($ 120.000) e impuesto ($ 90.000).

    Sin embargo, hoy los taxistas son conscientes de que se requiere una transformación urgente del servicio, enfocada en los usuarios.

    Luego de la marcha de los taxistas, el ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas, aseguró que hoy en Colombia existe una regulación que les permite a las plataformas tecnológicas prestar el servicio público de transporte de forma legal.

    Recordó que hace ocho meses se expidió una regulación, buscando que estas empresas se acogieran al ordenamiento jurídico colombiano. “Con la normativa que tenemos, le hemos dado la salida a cualquier plataforma para que se acoja al sistema de transporte colombiano y preste el servicio como debe ser”, dijo el ministro tras señalar que la legalización “está más fácil que nunca”.

    El funcionario también confirmó que actualmente están trabajando en una plataforma, en conjunto con el Ministerio de las TIC, para que los taxis presten servicio de mayor calidad.

    Rojas dijo que se está evaluando una posible tarifa diferencial o dinámica para taxistas que adecúen sus vehículo con elementos de lujo.

    Le hemos dado la salida a cualquier plataforma para que se acoja al sistema de transporte colombiano y preste el servicio como debe ser

    Mayoría de protestas fueron pacíficas

    Aunque divididos, los taxistas hicieron sentir su voz en las principales ciudades del país y, salvo algunas excepciones, lo hicieron pacíficamente.

    En Bogotá, la movilidad, sobre todo en el centro y en vías arterias como la calle 100 y avenida 68, fluyó sin problemas.

    De las ciudades convocadas a la marcha, solo en Ibagué los taxistas no participaron. En Armenia, unos 700 realizaron una caravana de media hora, y en Cúcuta, unos 80 marcharon entre la mañana y el mediodía.

    En Pereira la protesta de los taxistas afectó el servicio de transporte masivo.

    También hubo caravanas en Barranquilla y Cartagena. En esta última ciudad, el ‘plan tortuga’ produjo trancones en la mañana.

    En Medellín, aunque voceros de las agremiaciones de taxistas dijeron que la protesta se realizaría de forma pacífica desde los cuatro puntos de salida (norte, sur, oriente y occidente de la ciudad), hubo algunas dificultades de orden público y movilidad durante el recorrido hacia el punto final: el centro administrativo La Alpujarra.

    eltiempo.com