• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 4,587,855
  • 14Abr,15

    ‘Tatequieto’ a la impunidad de los magistrados

    El Senado aprobó en quinto de ocho debates la reforma de equilibrio de poderes que suprime la Comisión de Acusaciones y establece un Tribunal de Aforados con ‘dientes’.

    En el quinto debate de ocho debates de la reforma de equilibrio de poderes en la comisión primera del Senado, se aprobó la eliminación de la Comisión de Acusaciones de la Cámara.

    Históricamente la comisión fue llamada la ‘comisión de Absoluciones’ pues se convirtió en un ente que nunca fue capaz de investigar y juzgar a los altos cargos del Estado.

    La senadora Claudia López Hernández dijo que “la estamos acabando porque no funciona, nunca funcionó y no funcionará”.

    Cada minuto de existencia de la Comisión de Acusaciones es fuente de vergüenza para este Congreso e impunidad para los aforados”, sostuvo.

    El fin de esta controvertida comisión se logró con 10 votos a favor y 6 en contra en el quinto debate de la reforma.

    De aquí en adelante, dijo López “el fuero no será un privilegio de impunidad, simplemente consistirá en ser juzgado en derecho por la Corte Suprema de Justicia sin que intervenga la política y el Congreso”.

    La Comisión de Aforados, que reemplaza a la de Acusaciones estará conformada por magistrados y no por congresistas e investigará en derecho y no políticamente a los magistrados y el Fiscal. Cuando determine que una conducta cometida por ellos es delito, el proceso irá directamente a la Corte Suprema donde serán juzgados en derecho. Cuando sea por razones de indignidad, será el Congreso el encargado de sancionarlo con suspensión o destitución del cargo.

    En adelante, y mientras se reforme el reglamento del Congreso, la Comisión de Acusaciones quedará a cargo solo de los casos que involucren al presidente y expresidentes.

    Durante el debate de la reforma de equilibrio de poderes, López rechazó que el Procurador, el Defensor y el Contralor u otros altos funcionarios del Estado sean cobijados por el fuero. “El país quiere es reducir los privilegios, no volver esta reforma una feria del fuero y el privilegio”, agregó.

    Elespectador.com