• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,079,143
  • 29Ene,16

    Secretario de Ambiente de Bogotá, ahora ante un juez

    Un fiscal de Manizales lo procesa por posibles irregularidades en contratación cuando fue gerente de Corpocaldas.

    El secretario de ambiente de Bogotá, Francisco Cruz Prada, sale de una investigación para caer en otra. Justo cuando parece aclararse el panorama en el proceso que adelanta la Contraloría en su contra y que fue el que sirvió de argumento para quienes cuestionaron su nombramiento en el Distrito, ahora se hace público que tendrá que prepararse para defenderse de un proceso penal.

    Trago dulce

    El trago dulce tiene que ver con la decisión de la Contraloría General, que decretó la nulidad de la investigación que adelantaba contra Cruz por posibles irregularidades fiscales cuando fue gerente de Aerocafé (sociedad pública que construye un aeropuerto en el departamento de Caldas), y que al parecer generaron un posible detrimento patrimonial por $20.000 millones.

    Según el diario La Patria, de Manizales, la nulidad se adoptó ante “la falta de pruebas contundentes que permitan avanzar”. Sin embargo, aclaró que la nulidad no implica su cierre. El proceso por el que investigan a Cruz se abrió el 31 enero del 2011, tras un artículo en ese diario que reveló cómo constructores e interventores de la obra habían sido socios, lo que llevó a que no existiera vigilancia en el manejo de los recursos públicos. (Lea también: Nuevo Secretario de Ambiente de Bogotá dice no tener impedimentos para ocupar el cargo)

    La Contraloría iba a llevar a juicio fiscal a 21 personas, entre ellas a Cruz Prada. Aunque el ente de control señaló que seguirá el proceso, lo cierto es que con la decisión de anular lo actuado y teniendo en cuenta el tiempo que ha pasado, la acción fiscal estaría más cerca de caducar que del juicio de responsabilidad, ya que, según la ley, estos procesos tienen una vigencia de cinco años.

    De suceder esto, todos los sospechosos frente a las posibles irregularidades en el manejo de los recursos del Aeropuerto del Café se liberarían de este proceso, pero más por ineficiencia del ente de control que por una decisión de fondo y definitiva.

    Trago amargo

    El trago amargo viene por cuenta de un proceso penal. Esta vez, por las actuaciones de Cruz Prada cuando fue gerente de la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas). En la mañana de este jueves se celebró una audiencia de formulación de imputación en su contra, a la que no asistió.

    La diligencia tiene que ver con una investigación que adelanta el Fiscal Quinto Seccional de Manizales, Manuel Antonio Betancur, por las posibles irregularidades en la celebración y ejecución de un contrato que adjudicó Corpocaldas en 2006, cuando Cruz era director.

    Fue un contrato con una fundación cuyo objeto era “propender por el cuidado de los recursos naturales, en del desarrollo de unos cultivos de caña en los municipios de Supía, Victoria y La Dorada”. Quien firmó a nombre de Corporacaldas fue el entonces subdirector de recursos naturales de esa entidad, Santiago Villegas Yepes.

    En el desarrollo del contrato se dieron cuenta de que en Victoria y La Dorada no existen suelos aptos para el cultivo de caña. Por esta razón, como cumplir era imposible, decidieron invertir el dinero en actividades culturales para la comunidad. Una vez se gastaron el dinero, liquidaron el contrato con la observación de que el objeto se había ejecutado a satisfacción.

    Esta situación fue denunciada ante la Fiscalía, que encontró elementos suficientes para formular imputación contra Villegas Yepes, el interventor y Francisco Cruz Prada. Ellos tendrán que responder por los delitos de celebración indebida de contratos y peculado por apropiación.

    Por ahora, este es un nuevo lío que tendrá que enfrentar el actual secretario de Ambiente de Bogotá.

    elespectador.com