• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,227,266
  • 30Nov,15

    Se recupera la joven a quien le robaron su pelo con extraña sustancia

    Una mujer sufre de amnesia temporal luego de que al mediodía de este sábado dos hombres la atacaron en la carrera 24, en la localidad de Teusaquillo, para robarle el pelo.

    La joven salía de su casa cuando fue abordada por dos hombres que le lanzaron una extraña sustancia, le cortaron el pelo y huyeron del lugar de los hechos. La mujer, quien caminaba por la carrera 24, en sentido sur – norte, cruzó la calle corriendo tras el ataque y cuando llegó al otro costado de la vía cayó adormecida.

    Vecinos que se encontraban en el lugar la socorrieron y la trasladaron de inmediato al Hospital San José Infantil, en donde los médicos señalaron que la paciente llegó con un cuadro psicótico agudo e ideas delirantes.

    En Bogotá se han registrado varios casos de robo de pelo. Los delincuentes fijan su atención en mujeres con cabello largo para poder venderlo en el mercado negro, en donde pagan entre $140 mil y $350 mil por un metro de pelo.

    Con cuchillos y tijeras en mano los delincuentes roban largas cabelleras. Este particular asalto, que no es nuevo ni exclusivo en Colombia, pero del cual no hay un registro exacto debido a que las víctimas deciden no denunciar, plantea una vez más la inquietud sobre por qué hay personas dedicadas a robar pelo. Detrás hay todo un negocio que, debido a la alta demanda de pelucas o peinados con extensiones de cabello natural y a la poca oferta de materia prima, hace que algunas empresas o centros de estética capilar dedicados a la fabricación de pelucas y extensiones le compren en algunos casos cabello a cualquier persona, sin hacer preguntas sobre su origen.

    Sin embargo, no se puede decir que todo este mercado sea ilegal. Gran parte del negocio se mueve gracias a que hay personas de pelo largo que deciden venderlo o, en algunos casos, donarlo. Este diario se comunicó con uno de los lugares en Chapinero donde hay compra y venta de pelo. Según una de las empleadas, por metro se paga entre $300.000 y $350.000. Claro que el precio oscila dependiendo del estado del pelo y de la cantidad que se quiera cortar.

    Dependiendo del cuidado, lo grueso, lo largo y lo saludable, los compradores hacen un avalúo. De acuerdo a la calidad pueden pagar entre $150.000 y $350.000 por melena. En ese avalúo se analiza preferiblemente que el pelo no sea tinturado o decolorado. Entre más largo, mejor se paga.

    Este producto sirve para hacer pelucas o extensiones. En el caso de las pelucas, dependiendo de su diseño, pueden costar entre $300.000 y $1 millón. En el caso de las extensiones, el precio varía dependiendo del color, de la extensión y del peso. Por ejemplo, 100 gramos de cabello rubio medio, de 60 centímetros de largo, valen $350.000. En el caso de los peinados con extensiones, cada mecha puede costar entre $5.000 y $10.000, dependiendo de la calidad y la peluquería. Para un peinado se pueden necesitar entre 40 y 50 mechas, es decir, mínimo $200.000.

    Elespectador.com