• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,329,536
  • 26Nov,15

    Se acabará la “alcahuetería” con reincidentes en robos menores

    El Congreso aprobó en segundo debate el proyecto de causas menores que acaba con los beneficios penales con los delincuentes reincidentes.

    La plenaria del Senado aprobó en segundo de cuatro debates el proyecto de ley que crea un trámite más ágil para investigar y juzgar delitos menores como el atraco y el hurto de celulares, delitos que pasarán a llamarse contravenciones.

    El proyecto de ley de causas menores incluye un importante cambio que faculta a la Policía Nacional a presentar directamente denuncias por hurto de celulares cuando la persona afectada no lo haga.

    El senador Roy Barreras Montealegre, ponente del proyecto, dijo que “con la aprobación de esta norma más 275.000 delitos, que hoy corresponden a más del 30% de los delitos más comunes, podrán ser investigados y castigados con mayor celeridad”.

    Este proyecto, de acuerdo a Barreras, es verdaderamente una gran norma de descongestión judicial que garantizará que haya más rapidez en la aplicación de justicia (se ahorrarían 82 años de procesos penal) y sea el ciudadano quien acuda ante la justicia y no necesariamente tenga que pasar por la Fiscalía General de la Nación.

    Estas contravenciones se tramitarán en un procedimiento que pasa de 5 a 3 audiencias y su trámite se reducirá de 190 días a 80 días. Además la persona podrá aportar todos los elementos materiales probatorios directamente a su apoderado, sin necesidad de ir a la Fiscalía”, explicó.

    Quedó claro en la ponencia que las contravenciones que no tienen mayor gravedad y que se tramitarían a partir de este proyecto en una forma más ágil y corta serán estas:

    • Hurto o estafa menor de 90 millones, salvo hurto de celulares y autopartes delitos que se investigan de forma diferente.
    • Lesiones inferiores con incapacidad menor a 30 días.
    • Injuria y calumnia. Y todos aquellos delitos que se investigan únicamente cuando la víctima lo pide.

    El proyecto ahora pasará a la Cámara de Representantes para sus dos aprobaciones restantes antes de ser ley de la República.

    elespectador.com