• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 3,924,024
  • 08Jun,16

    Recomendaciones para enfrentar la temporada de lluvias en Colombia

    Probabilidad de que el fenómeno impacte a Colombia este año es del 76 por ciento.

    Ante la probabilidad de que retorne la Niña a Colombia, urge traer a la memoria el impacto que tuvo para el país la última vez que ocurrió este fenómeno (entre los años 2010 y 2011), para actuar desde la prevención y así evitar desastres mayores a los ocurridos durante ese periodo.

    A su paso dejó un saldo de 3 millones de personas afectadas por las 2.219 emergencias que se presentaron entre septiembre de 2010 y mayo de 2011.Los desastres que dejó a su paso la Niña sumaron un valor total de 11,2 billones de pesos (6.052 millones de dólares), según cifras del informe publicado por la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe –Cepal– y el Banco Interamericano de Desarrollo –BID–.

    Entre los casos más dramáticos se cuentan la ruptura del Canal del Dique, en el río Magdalena, que produjo un boquete de 238 metros; el desbordamiento de la quebrada Las Cruces, ocurrido en Chucurí, Santander, el 18 de mayo del 2011; en la zona urbana se presentaron inundaciones en la Universidad de la Sabana y conjuntos residenciales localizados en el norte de Bogotá.

    Tres meses antes de que comenzaran esos desastres, a mediados del 2010, la probabilidad de una Niña era de apenas el 20 por ciento. Luego de casi seis años, según Cristian Euscátegui, jefe del servicio de pronóstico y alertas del Ideam, “si la probabilidad para el 2010 era del 20 por ciento, el dato relevante es que la probabilidad actual de que tengamos a la Niña en el último trimestre de este año es del 76 por ciento”, enfatizó. Pero el meteorólogo Max Henríquez va más allá y asegura: “La probabilidad para mí de que se consolide el fenómeno de la Niña es del ciento por ciento”.

    Para contrarrestar el impacto que podría tener este suceso climático, desde ya, el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio propone estar ‘alerta’, prevenir y actuar de manera organizada.

    “La experiencia e inversiones efectuadas en eventos similares, entre ellos la Niña 2010–2011, permite concluir que, tras las obras ejecutadas, el país es menos vulnerable ante el fenómeno; lo que llevaría a que se presenten menos emergencias”, aseguró MinVivienda. Solo para el sector de alcantarillado, acueducto, aseo y riesgo, en el fenómeno pasado, hubo una inversión de 300.400 millones de pesos. Atlántico fue el departamento que más recursos recibió: 60.748 millones de pesos.

    De otro lado, el Gobierno se encuentra en formulación del ‘Plan de Contingencias’ para enfrentar el periodo de lluvias, que orienta y articula el accionar de las entidades para enfrentar los posibles impactos.

    El trabajo de corresponsabilidad entre municipios y el Gobierno central será clave. Y una forma de hacerlo es con el fortalecimiento de los Consejos Departamentales de Gestión del Riesgo de Desastres, que cuentan con planes de contingencia y los fondos para la gestión del riesgo.

    Perfil de la Niña

    La principal característica de este fenómeno es que viene con lluvias intensas. Según expertos meteorólogos, no quiere decir que llueva durante todo el día, sino que cuando hay precipitaciones, estas son muy fuertes, lo que da lugar a deslizamientos, inundaciones o avalanchas. El otro rasgo es que puede durar entre dos y tres años.

    El origen de la Niña consiste en un enfriamiento del océano Pacífico tropical; entonces, los vientos alisios producen lluvias fuertes. Las mayores afectaciones se presentan en las regiones Andina, Pacífica, Caribe y Llanos Orientales; con menor impacto, en la Amazonia. Lo positivo es que permite el balance y equilibrio Niño–Niña. Recupera, aunque no en toda su magnitud, los impactos negativos generados por el Niño, como el retroceso intenso de los glaciares. Además, los caudales se incrementan para una mejor navegabilidad y hay mejores condiciones para fauna y flora acuáticas y, por tanto, para la oferta pesquera.

    ‘App’ para salvar vidas

    Según el Ideam, estar informados es la clave para evitar desastres. Por eso, a diario, envían en promedio seis informes técnicos a todas las entidades del Sistema Nacional para el Control del Riesgo. Además, mediante la aplicación para celular MiPronóstico dan información y envían alertas sobre los fenómenos naturales de Colombia (incendios, crecientes de lluvias y deslizamientos). “Son pocos los aplicativos en el mundo que tienen este sistema de alertas”, concluyó Euscátegui.

    Consejos para enfrentarla

    Población

    Se les recomienda a los habitantes de Colombia:

    –No tirar basuras a los canales y drenajes urbanos.
    –Estar atentos a las alertas tempranas.
    –Alejarse de ríos y quebradas que han presentado eventos torrenciales.
    –Monitorear zonas inestables de los sitios donde se encuentran.

    Entidades de agua y saneamiento

    Medidas que deben llevar a cabo los prestadores del servicio de aseo, acueducto y alcantarillado:

    –Revisar y actualizar sus planes de contingencia sectoriales.
    –Realizar limpiezas preventivas de la infraestructura de alcantarillado pluvial.
    –Limpiar los drenajes urbanos.
    –Monitorear y realizar intervenciones en las zonas inestables que pueden afectar la infraestructura.
    –Llevar a cabo campañas orientadas al adecuado manejo y disposición de residuos sólidos, para que las comunidades no tiren basuras directamente a los canales y drenajes urbanos.
    –Estar atentos y chequear de forma permanente los pronósticos elaborados por el Ideam.
    –Participar de manera activa y permanente en los comités locales de gestión del riesgo de desastres.

    eltiempo.com