• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,257,722
  • 24Nov,15

    Quienes transiten entre calles 72 y 116 de 7ª a AutoNorte pagarían $6.500 de peaje por congestión

    La Administración Distrital presentó el proyecto de acuerdo que ya está siendo estudiado por el Concejo de Bogotá.

    La Administración Distrital radicó ante el Concejo de Bogotá el proyecto de Acuerdo que busca adoptar una tasa por acceso a áreas de alta congestión en la capital, con lo cual se pretende reforzar las acciones para administrar la demanda vehicular.

    Los ciudadanos que deberán pagar esta tasa son los propietarios y/o conductores de vehículos particulares, servicio público particular, servicio oficial, transporte de carga y transporte especial que transiten entre lascalles 72 y 116 de la carrera Séptima hasta la Autopista Norte, zona que está por determinar de acuerdo con lo dispuesto en el Decreto 2883 de 2013 del Ministerio de Transporte: “Por medio del cual se fijan los criterios para la determinación de áreas de alta congestión, de alta contaminación, o de infraestructura construida o mejorada para evitar congestión urbana y se dictan otras disposiciones”.

    De acuerdo con los diferentes análisis de la Secretaría de Movilidad esta zona de cobro estaría iniciando la implementación en el norte de la ciudad, en la zona comprendida entre la Carrera 7 y la Autopista Norte, desde la Calle 72 hasta la 116, y el monto estimado sería deaproximadamente $6.500.

    Con la designación de tres ponentes el Concejo de Bogotá comenzó el estudio del Proyecto de Acuerdo que busca adoptar para el Distrito Capital la tasa por acceso a áreas de alta congestión.

    El cobro por congestión propuesto por el alcalde Gustavo Petro cobijaría a las motocicletas, taxis, vehículos particulares y carros oficiales, que serían detectados con dispositivos electrónicos y cámaras.

    La iniciativa determina que los recursos obtenidos por el cobro de la tasa por acceso a áreas de alta congestión se destinarán a la financiación de transporte masivo 50%, transporte no motorizado 20%, mantenimiento de infraestructura vial 20% y mitigación de contaminación ambiental 10%.

    “Su fin principal es la reducción de la congestión a través de que los usuarios del carro perciban el costo real de congestionar la ciudad y cambien las decisiones de qué viajes hacen y en qué modo de transporte. La vía para hacerlo es el incremento del costo de viajar a las zonas identificadas como de mayor congestión en la ciudad, a través del establecimiento de un cobro por congestión que reconoce las externalidades o costos a la sociedad que generan los usuarios del carro”, argumenta la administración en la exposición de motivos.

    Los cobros por congestión ha sido estudiada en muchos países, pero en la actualidad solo cinco ciudades la han implementado: Londres, Millán, Estocolmo, Gotemburgo y Singapur.

    Esta iniciativa pretende, dice la administración, ser complemento a las estrategias, programas y proyectos que desarrolle la ciudad para eltransporte público y no motorizado, como por ejemplo la implementación del SITP, la migración total del transporte público colectivo al SITP, la implementación del sistema de bicicletas públicas, la política de estacionamientos y de zonas amarillas, la concreción de nuevos proyectos de infraestructura de transporte masivo, entre otros.

    La tasa de acceso a áreas de alta congestión es un proyecto que ha sido presentado tres veces ante el Concejo. Para la tarifa del peaje por congestión se tendrá en cuenta el estudio técnico realizado que debe contemplar aspectos como: capacidad de pago de los ciudadanos, evaluación del grado de congestión de cada tipo de vehículo, que la tarifa genere cambios de comportamiento en los usuarios que favorezca el uso del transporte público y los modos no motorizados.

    Estarían excluidos del cobro de la tasa los siguientes vehículos

    • Vehículos automotores impulsados exclusivamente por motores de cero emisiones.
    • Caravana Presidencial.
    • Vehículos de las fuerzas armadas y de los organismos de seguridad del Estado.
    • Vehículos de emergencia.
    • Vehículos de personas con discapacidad física.
    • Vehículos destinados al control de tráfico incluyendo grúas que se utilicen para el mismo propósito.

    elespectador.com