• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 4,399,192
  • 08Feb,18

    Esto puede pasarle por realizar bromas a la línea 123

    Las autoridades en Bogotá, en conjunto con las empresas de telefonía, acaban de poner en marcha el protocolo de actuación por uso inadecuado del número de emergencias. Sanciones pueden ir desde multas hasta cancelación de la línea.

    En apenas un día, la Línea de emergencias de Bogotá –ideada para solicitar ayuda en caso de incidentes, reportar hechos delincuenciales o alertar comportamientos que afectan la convivencia– recibe 30.300 llamadas: alrededor de 21 cada minuto. Solo en 2017, a la Línea se hicieron 11 millones de llamadas; sin embargo, apenas el 23 % correspondían a verdaderas alertas. Las restantes (casi 8,5 millones) eran falsos reportes.

    El desmesurado número de llamadas falsas y los cada vez más crecientes bromistas (responsables de 760 mil ‘inocentadas’) llevaron a la administración a tomar drásticas medidas para evitar que los ciudadanos sigan haciendo un mal uso de la plataforma. Por ello, este miércoles fue lanzado el protocolo de actuación por utilización inadecuada de la línea.

    Entre otros, esta suerte de manual recoge la normatividad en la materia y contempla una multa de hasta $833 mil para quien haga un mal uso de la línea, tal como está contemplado en el Código de Policía. En caso de reincidencia, el Distrito puede, incluso, cancelar la línea telefónica o móvil del responsable.

    “Esto significa, por ejemplo, que si un niño realiza ‘llamadas broma’ desde el teléfono fijo o celular de sus padres, éstos deberán responder con la medida que se imponga multa o cancelación de la línea”, explicó la Secretaría de Seguridad Distrital.

    Con el nuevo protocolo –indica la administración– los proveedores de redes y servicios de telecomunicaciones deberán suministrar a las autoridades, sin costo alguno, la información disponible de identificación y localización del usuario desde donde se realiza la llamada falsa o broma.

    “Es importante que la gente sea consciente de que cuando hace una llamada broma está congestionando innecesariamente la Línea 123 y eso genera que personas que realmente están teniendo una emergencia no puedan acceder, prontamente, al servicio”, aseguró Daniel Mejía, secretario de Seguridad.

    Una llamada se cataloga como broma o falsa cuando una persona, de forma deliberada y repetitiva, acude a la Línea 123 y reporta una emergencia que no existe. También se configura cuando se realizan burlas a los operadores congestionando innecesariamente la línea de emergencias y negando así la posibilidad de atender casos reales.

    elespectador.com