• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 3,355,320
  • 22Feb,16

    Primeros desplazamientos por el calor del fenómeno de El Niño

    Según la Defensoría del Pueblo, 313 personas salieron de sus viviendas en el departamento de Bolívar por falta de agua.

    Como un hecho inusual han calificado miembros de la Defensoría del Pueblo el desplazamiento que registraron en Bolívar a causa del fenómeno de El Niño. Se trata de 92 familias que abandonaron sus veredas en como Los Cedros, Guacamayo, Tolemaida, Bonanzas, Hato Nuevo y Rebulicio, entre otros, y llegaron al casco urbano del municipio de El Carmen de Bolívar (Bolívar) pues la escasez de agua y las altas temperaturas los obligaron a salir a buscar el recurso hídrico.

    De acuerdo con los testimonios recogidos por funcionarios de la Defensoría, los campesinos que hoy se encuentran en albergues, se han quejado de la carencia de agua, el daño en sus cultivos, la ausencia del apoyo por parte del Estado y la revictimización –la entidad informó que la mayoría de ellos fueron desplazados previamente por el conflicto armado.

    La petición más urgente que han hecho los afectados y las entidades que han acompañado este inusual fenómeno es que se adopten medidas de contingencia para la asistencia humanitaria de las familias y que se planteen soluciones a la crisis económica y social que ha desatado las altas temperaturas.

    En un barrido realizado por la Defensoría en la región Caribe y Andina de las pérdidas ocasionadas por el fenómeno de El Niño, se encontró que en la Costa Atlántica hay más de 426 mil personas afectadas, 171.300 hectáreas impactadas por la sequía, un poco más de 98 mil animales golpeados por el calor, 64 municipios en emergencia y el detrimento económico se calculan en más de $138 mil millones.

    Mientras en La Guajira, donde los casos de desnutrición infantil han generado alarma, se reportan 3 mil hectáreas de cultivos y 10 mil animales arrasados. En Bolívar el registro es de 24.900 hectáreas y 10 municipios declarados en situación de calamidad: San Jacinto, Villanueva, San Juan, Zambrano, Córdoba, Clemencia, Santa Rosa de Lima, Magangué, El Guamo y San Estanislao”, explicó la Defensoría.

    En cuanto a la región Andina, el balance es de 132.800 personas afectadas, 226.900 hectáreas devastadas, 127.150 animales involucrados, 91 municipios en emergencia y pérdidas superiores a $528 mil millones.

    “Ante este panorama, la Defensoría recomendó al Gobierno y a los alcaldes y gobernadores del país, fortalecer los planes de reactivación de las condiciones económicas y disminución de la vulnerabilidad para garantizar principalmente la seguridad alimentaria en los territorios más golpeados por el El Niño, y de paso preparar los programas de prevención y contingencia ante un eventual fenómeno de La Niña en el segundo semestre del año”.

    elespectador.com