• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,254,601
  • 18Ene,16

    ‘Pese a sequía, el río Magdalena está vivo’: Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo

    Las autoridades confían en que en los próximos días aumente el caudal del río como respuesta a la apertura del embalse de El Quimbo.

    Aunque el río Magdalena, el principal afluente hídrico del país, se ha visto seriamente afectado por el recrudecimiento del fenómeno de El Niño –que ha traído consigo problemas entre otros, en materia de navegabilidad, cauce y nivel del agua– la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) aseguró que la principal arteria fluvial de Colombiaaún “está viva”.

    Así lo aseguró el director de esa entidad, Carlos Iván Márquez, quien este fin de semana visitó el municipio de Barrancabermeja en Santander, una de las zonas donde el estado del afluente es crítico.

    “El río Magdalena en Barrancabermeja soporta todo el tema de la navegación, se mantiene un seguimiento especial; sin embargo, el río está vivo y está funcionando con algunas limitaciones”, aseguró el funcionario.

    Según el director de la UNGRD, se espera que en los próximos díasaumente el caudal del río como respuesta a la apertura del embalse de El Quimbo, que aumenta la posibilidad de aporte de agua de la represa de Betania, en el Huila.

    “Hoy el río Magdalena está recibiendo un aporte de 120 metros cúbicos por segundo de Betania, se espera que en los próximos días aumente en200 metros que dará un pie de incremento, mejorando la condición del río Magdalena”, agregó Márquez.

    Imágenes divulgadas a principios de mes ponían al descubierto la crítica situación del afluente en ciertas zonas del país, donde apenas sobrepasaba los 30 centímetros, afectando así a pescadores, campesinos, la fauna marina y al transporte de combustibles hacia la costa del país.

    No obstante y pese al parte de tranquilidad dado por el director de la UNGRD, las alarmas se encuentran encendidas considerando que la disminución del caudal del afluente hídrico provocó la formación de enormes bancos de arena, que han derivado en la detención de varias embarcaciones que salieron desde Barrancabermeja incluso en noviembre de 2015.

    Se presume que puntos de sequía más críticos son el tramo Puertos Wilches, Santander, y Bodega Central, Sur del Bolívar. En estos, se estima que el nivel del agua se encuentra entre 30 y 45 centímetros, y antes no bajaba de 1.40 metros.

    El presidente de la República, Juan Manuel Santos, alertó recientemente a toda Colombia asegurando que los niveles del río Magdalena son los más bajos de la historia, y reiteró el llamado a los habitantes del país para queahorren la mayor cantidad de agua posible.

    Las consecuencias tanto ambientales como económicas de esta histórica reducción pueden ser fatales. Se estima que las navieras que transportan carga desde Barrancabermeja hacia la región Caribe del país pierdan mensualmente hasta 15.000 millones de pesos; además, los dueños de las embarcaciones aseguran que están dejando de transportar entre150.000 y 200.000 toneladas mensuales de hidrocarburos. 

    elespectador.com