• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,236,569
  • 08Oct,15

    Pese a medidas del Distrito, sigue en aumento uso del carro particular

    Según encuesta ‘Bogotá, cómo vamos’, uso de vehículos y motos aumentó seis puntos porcentuales.

    Uno de los puntos que más afecta en la vida cotidiana a los bogotanos es su movilidad, y así quedó reflejado en los resultados de la encuesta ‘Bogotá, cómo vamos’, entregados la semana pasada.

    Entre los datos que reveló el sondeo están que la dependencia del carro y la moto aumentó en seis puntos, porcentuales. Pasó del 13 % (2014) al 19 % (2015).

    En cuanto al Servicio Integrado de Transporte Público (SITP), solo el 3 % dijo que no habían escuchado hablar de él, cifra que bajó siete puntos respecto al año 2013 (10%). Sobre TransMilenio, el 11 % aseguró que mejoró.

    Entre las prioridades para mejorar la movilidad, al igual que el año pasado, se mantuvo como principal el arreglo de vías, seguido por la construcción del metro. Y sobre movilidad sostenible, el 53 % dijo que su empresa o universidad no promueve estas alternativas.

    Lucha contra el carro y moto

    Uno de los datos más reveladores que arrojó la encuesta es que en el último año se ha perdido la batalla en contra del uso del carro particular y la moto. Su dependencia se incrementó en 6 puntos, pasó del 13 % (2014), al 19 % (2015). Para Darío Hidalgo, experto en movilidad, este dato es preocupante porque significa mayor congestión, contaminación y accidentalidad, y algo aún más grave es que la meta de ciudad sostenible es mantener o mejorar la participación de viajes a pie, en bici y transporte público, y así no se logra. “Es un reflejo de incre- mento del ingreso econó- mico de las personas, del fracaso del pico y placa como medida de control, pero por encima de todo, de falta de buen transporte público y de oportunidades de caminar y usar la bici”, asegura. Sobre este ítem, Eduardo Behrentz, decano de la facultad de ingeniería de la Universidad de los Andes, dijo que es el reflejo de la permanente y sistemática disminución en la calidad y confiabilidad en la oferta de transporte público. “En ausencia de alternativas y en el contexto de crecimiento económico de la ciudad, se migra hacia otros modos de transporte como el carro y la moto”.

    En la última década estas aumentaron en un 1.000 %, pasando de 40.000 (2004) a 400.000 (2014).

    Hoy, según la encuesta, el 5 % se mueve en este medio y el 14 %, en carro particular.

    Qué pasa con TransMilenio

    En cuanto a TM, la encuesta arrojó que la satisfacción del servicio subió cuatro puntos, pasó del 15 % (2014) a 19 % (2015). Sin embargo, para los expertos esta cifra sigue siendo baja, si se tiene en cuenta que la alcaldía de Gustavo Petro (2012-2015), la recibió en 33 % (2011). A esto se suma que hoy el 32 % de las personas se mueve en carro particular, bicicleta, modo pie, moto y taxi. Hidalgo manifiesta que a pesar de la subida en la calidad del servicio, aún no es atractivo para quien tiene la oportunidad de escoger entre el carro, la bici u otro medio. Behrentz agrega que con la baja calidad del servicio y al no construir nuevas troncales en esta administración y no expandir la oferta dentro del sistema, las troncales existentes ven disminuida su capacidad de ofrecer un buen servicio. Hoy, TM cuenta con una flota de 2.026 buses articulados, biarticulados y padrones. Realiza al día 2’300.000 viajes; sin embargo, la encuesta arrojó que el 59 % señala que empeoró su servicio y 30 % que sigue igual. Ricardo Montezuma, director de la fundación Ciudad Humana, manifiesta que esto es parte de un proceso que tiene una década y ahora está en crisis por la falta de gerencia en el sistema.

    Bicicleta y modo a pie

    El 61 % de los encuestados (que usan bicicleta) se siente satisfecho al utilizarla como medio de transporte. Siendo el medio mejor calificado. Pese a ello, la cifra bajó respecto al año pasado.

    Otro dato indica que en 2014 las personas que se movilizaban a pie o en cicla era del 13 % y hoy es del 11 %.

    “Falta infraestructura segura para caminar y para usar la bici. Tenemos la nueva 7.a. y redes peatonales en construcción, pero falta más. Hoy los andenes están invadidos de carros y ambulantes”, explica Hidalgo.

    Montezuna dice que ha crecido el tema de su uso, pero se llegó a un nivel máximo, lo que es bueno, pero “falta mucho y el uso todavía está muy descuidado. Se ha hecho algo en esta alcaldía pero limitado a lo que puede dar la ciudad”, señala.

    Satisfacción en SITP bajó

    Según TM, la implementación del SITP está en un 83 por ciento. Aunque se han registrado falencias (falta de rutas, baja chatarrización, dos de los nueve concesionarios no están en operación), el mayor reto es dar a conocer el sistema.
    Según ‘Bogotá, cómo vamos’, el 44 por ciento dice entender cómo funciona y saben usarlo; una cifra superior a la del 2013 (37 por ciento). No obstante, el 53 % dice conocerlo, pero no entenderlo. Además entre los usuarios, el 32 % está satisfecho con el servicio (bajó 6 puntos en relación al 2014 (38 %). “El SITP no cumple aún las expectativas de los usuarios y la integración de tarjetas se completó hace unos días” agrega Hidalgo.

    A esto se suman problemas de cobertura y confiabilidad. Las rutas son largas y enfrentan gran congestión, lo que hace erráticos los tiempos de espera y lentos los recorridos. El SITP hoy cuenta con 6.188 buses zonales y tiene 530 rutas. Según los expertos consultados se espera que para los próximos años el nuevo alcalde trabaje en su reorganización y mejore el servicio.

    eltiempo.com