• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,255,142
  • 10Feb,16

    “No se puede morir ni un niño por desnutrición”: Santos

    El gobierno dice que elaborará un documento Conpes para apoyar a La Guajira y que creará un acopio de alimentos. Líder indígena dice que el país los ha olvidado.

    En una cumbre que se llevó a cabo este lunes en la Casa de Nariño, alcaldes y autoridades locales de La Guajira se reunieron con el presidente Juan Manuel Santos y con varios ministros para analizar la situación que vive el departamento y para establecer estrategias que permitan afrontar la crisis por cuenta de la falta de agua potable y alimentos.

    “Sabemos que falta mucho por hacer… ¡No se puede morir ni un solo niño por desnutrición ni en la Guajira, ni en ninguna parte del país!”, dijo Santos. Y agregó que se duplicó la cobertura de agua de 22% a 44% y que se diseñará una carretera que facilite la conexión entre la región y el resto del país.

    En la reunión, la gobernadora de La Guajira, Oneida Pinto, explicó que junto con los alcaldes municipales se convertirán en garantes de la elaboración de nuevos programas para el desarrollo regional, que quedarán plasmados en un documento del Consejo de Política Económica y Social (Conpes).

    La gobernadora y el director de la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo, Carlos Iván Márquez, firmaron, además, un acuerdo para la construcción de un centro de acopio de alimentos en Punta Estrella, municipio de Uribia, que facilitará la llegada y distribución de productos básicos.

    En el encuentro, Santos estuvo acompañado por los ministros de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri; de Salud, Alejandro Gaviria; de Vivienda, Ciudad y Territorio, Luis Felipe Henao y por la Ministra de la Presidencia, Maria Lorena Gutiérrez.

    Mientras tanto, la líder wayuu María Tiller, de la Asociación Indígena Alejia Wakuaipa (Retorno a Nuestra Cultura), aseguró a El Espectador que la situación de desnutrición en La Guajira no es nueva y que el Estado los ha olvidado. “Las comunidades deben ir hasta la carretera a buscar agua o ubican molinos o pozos cercanos, hablo de aproximadamente 15 kilómetros de distancia o hasta 20. La realidad de todas estas comunidades que están allí es la ausencia del estado”.

    Según la CIDH, en los últimos ocho años habrían muerto 4.770 niños y niñas de la comunidad wayuu por problemas relacionados con la falta de alimentos y agua potable.

    elespectador.com