• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 4,600,872
  • 25Ago,15

    Medidas que buscan un automovilismo más seguro

    Si para algo sirven las desgracias es para intentar que no se vuelvan a repetir. Y la muerte de Justin Wilson el pasado lunes, luego de que sufriera un accidente en la carrera de Pocono de la IndyCar el fin de semana, es una de estas. Por tal razón la FIA, Federación Internacional de Automovilismo, decidió hacer nuevas pruebas a partir de septiembre con ‘cockpits’, cabinas protegidas donde se ubica el piloto dentro del monoplaza.

    Según el diario AS de España, luego de una reunión con los equipos de laFórmula Uno, y coincidiendo con el fallecimiento de Wilson, se buscará aumentar la seguridad de los pilotos en carrera. Si bien la propuesta ha estado sobre la mesa por varios años y se ha estudiado continuamente, nunca se termina de dar el paso definitivo, pues existen defensores pero también muchos detractores que aluden a un negativo cambio de estética en los monoplazas. Es allí cuando surge la pregunta acerca si la estética debería estar por encima de la seguridad de los conductores.

    Mercedes, ha sido una de las escuadras líderes en el tema de la seguridad para los pilotos y lanzó una propuesta que consiste en una protección por medio de un perímetro que proteja al piloto y que deje libre una salida por encima, algo así como una especie de parabrisas protector.

    Si bien la Fórmula 1 es más segura que la Indycar, o al menos eso demuestran las estadísticas, en la máxima categoría del automovilismo mundial se han presentado graves accidentes y en algunos casos han sido fatales como el de Jules Bianchi en el G.P. de Fórmula Uno de Suzuka el año pasado, que le costó la vida, o el de Felipe Massa durante la clasificación del G.P. de Hungría 2009, donde un muelle le golpeó el casco a más de 200 km/h y estuvo a punto de dejarlo sin visión. Por tal razón, ha llegado la hora de que se tomen medidas al respecto.

    El dato

    Hasta la muerte de Jules Bianch, no había tenido lugar otro fallecimiento en una carrera de Fórmula Uno (sin contar entrenamientos u otras pruebas) en 20 años, cuando perdió la vida la estrella brasileña Ayrton Senna en 1994. En la IndyCar, cuatro eran los años que habían transcurridos sin víctimas mortales hasta la de Justin WIlson. En 2011 perdíó la vida Dan Wheldon. Otros casos fueron los de Scott Brayton(1996), Tony Renna (2003) y Paul Dana (2006).

    elespectador.com