• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,253,586
  • 05Nov,15

    Los Rolling Stones confirman concierto en Bogotá el 10 de marzo

    Tras meses de filtraciones de información, especulaciones y polémica, finalmente la propia banda confirmó en sus redes sociales el concierto en el estadio El Campín. En próximos minutos, la firma Ocesa dará mayores detalles sobre el evento.

    La cita está enmarcada dentro de la gira del grupo por América Latina, pero coincide con las fechas del festival Estéreo Picnic (ese mismo 10 de marzo, en Bogotá está prevista la presentación de Mumford and Sons, Tame Impala, Bad Religion y varios otros grupos).

    1

    A las 9 de la mañana de este jueves la banda confirmó su visita a Colombia en su Facebook.

    Para algunos los Rolling Stones es “la mejor banda de rock and roll del mundo”. Y aunque algunos puedan encontrar esta sentencia debatible, se trata del espectáculo más rimbombante e influyente en la historia de los conciertos internacionales vistos en Colombia: el cuarteto está entre las fuerzas gestacionales del rock, junto a los Beatles, Chuck Berry o Elvis Presley.

    Pero además, The Rolling Stones es el único espectáculo viviente de esa generación brillante de los años 60 que se mantiene intacto y en actividad. Colombia ha visto a Paul McCartney y a Ringo Starr, semillas de la historia beatlemaniaca, pero por separado.

    El de The Rolling Stones no es un espectáculo en decadencia: la banda está en los primeros renglones de la agenda de conciertos y sigue llenando grandes escenarios en todo el mundo. Fueron la cabeza del cartel del festival Glastonbury (el más importante del mundo) en 2013, y sobre su presentación el diario The Guardian tituló: “Por qué Glastonbury les pertenece a los Rolling Stones”.

    De la gira ’14 on Fire’, del año pasado, algunos datos confirman su relevancia: 147.500 espectadores en su concierto en el Tokio Dome, de Japón, y en total 1’159.882 personas los vieron ese año; en la gira actual, ‘Zip Code Tour’, entre mayo y julio ya completaban 628.000 espectadores y 109 millones de dólares de recaudo. Entre las giras más lucrativas de toda la historia, primero está la ‘360’ de U2, y luego la ‘A Bigger Bang’, de los Stones, del 2005 a 2007. De esa ocasión se desprende un récord mundial: los Stones fueron vistos por dos millones de personas en un concierto en la playa de Copacabana en Rio de Janeiro. Nadie ha igualado esa cifra.

    Por supuesto, las edades de los Stones pueden transmitir la impresión de que están en decadencia: Keith Richards, el guitarrista, tiene 71 años; Charlie Watts, el baterista, 74; Mick Jagger, 72, y Ronnie Wood es el “muchacho”, de 68. Sin embargo, el comentario común de los asistentes a sus conciertos es que siguen teniendo la misma energía en el escenario.

    Para los fanáticos colombianos más ligados a la raíz del rock, este concierto enriquece un panorama en el que también han podido ver, además de los ex Beatles, a Roger Waters y David Gilmour (de Pink Floyd, también por separado), Deep Purple, Black Sabbath, Motörhead, Carlos Santana, Roger Daltrey (de The Who), y hace décadas a James Brown, y bandas de generaciones posteriores: Iron Maiden, Judas Priest, Anthrax, Megadeth, Metallica, Dream Theater, entre otras, quedándoles pendientes apenas algunas como AC/DC, David Bowie y Rush.

    La historia de los Rolling Stones comienza oficialmente en Londres en 1962, con una alineación que incluía a Mick Taylor, Bill Wyman, Ian Stewart y Brian Jones. Desde entonces, han publicado 29 álbumes en estudio, 13 de conciertos, 24 compilaciones y 20 videos de conciertos, entre otros.

    Su importancia y su gran apuesta se centró en la recuperación de las raíces del blues americano, acelerando el tempo de canciones de Muddy Waters y transmitiendo la idea clara de que el género también podía ser interpretado por blancos y ser comercial.

    Tras la confirmación del concierto hay también el resultado de una puja: entre las alcaldías de Bogotá y Medellín, por que sus ciudades fueran el epicentro de la acción stoniana. En octubre de 2014, el alcalde de Medellín Ánibal Gaviria alcanzó a dar por confirmado que el concierto se haría en esa ciudad en el 2015. Ante la cancelación de la gira, el panorama cambió y el empresario terminó negociando el concierto con Bogotá.

    eltiempo.com