• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,061,143
  • 18Mar,16

    Los papás también pueden ser ‘mamá canguro’

    El doctor Hernando Méndez implementó hace 25 años el Programa Madre Canguro en el Hospital de Kennedy, técnica que nació en el Instituto Materno Infantil de Bogotá. Desde entonces, ha cambiado la vida de miles de bebés que nacieron demasiado pronto.

    Este programa se enfoca en darles educación a la madre, padre y familiares de bebés recién nacidos que pesen menos de 2.500 gramos o que tengan menos de 37 semanas de edad gestacional. Les enseñan cómo cuidar y acompañar al bebé en ese proceso de recuperación que atraviesa mientras es dado de alta.

    “El programa consiste en enseñar sobre el calor, el amor y la leche materna que el bebé recibe al tenerlo en contacto directo piel a piel sobre el pecho, durante las 24 horas del día”, explica Gloria Muñoz, líder operativa del área materno infantil del Hospital de Kennedy.

    El Hospital es el encargado de buscar y contactar a los padres del bebé para invitarlos a participar en las capacitaciones que se realizan todos los días y en dónde aprenderán sobre el calor y cómo se le brinda al bebé. Lo primero que hay que aprender es que este programa no es solo para mamás.

    “Todos los días damos capacitación a este tipo de familias en dónde se les enseña cómo se da el calor: colocando al bebé sobre el pecho del papá o la mamá; cómo es el estímulo: que escuche el ruido del corazón de la mamá, el olor y la voz de ella. Inclusive estando el bebé en cuidados intensivos, con tubos, se deja entrar al papá y a la mamá a la unidad y se les coloca el bebé sobre el pecho”, cuenta Muñoz.

    Todo el personal de la unidad está capacitado para ubicar a los bebés de manera adecuada en el pecho de los padres, quienes pueden permanecer entre media hora y dos horas con el bebé “encangurado”, asemejándose al proceso que viven los canguros bebés después de nacer y por el cuál surge el nombre de este programa.

    Este proceso prácticamente reemplaza a la incubadora tradicional, ya que los papás se comportan como una incubadora perfecta, siempre con médicos y enfermeras monitoreando al bebé, y todo dentro de un hospital.

    Para que el bebé sea dado de alta y pueda irse a casa, los padres tienen que capacitarse sobre los cuidados que deberán tener con él y preparar el hogar para recibirlo en las mejores condiciones. Una vez se tiene en casa, los padres deben asistir de una a tres veces por semana al Programa Canguro Ambulatorio.

    El tiempo de permanencia en el Hospital depende de cada caso. “Si el bebé nació muy pequeñito, de 700 u 800 gramos, la mamá va a tener un proceso más largo, puede demorarse uno o dos meses, hemos tenido bebés hasta 3 meses hospitalizados. Entre más prematuro sea el bebé más riesgos hay de que con el transcurso del tiempo pueda tener otros problemas”, asegura la enfermera Muñoz.

    El Programa Canguro maneja un horario de atención de 7:00 a. m. a 5:00 p. m. y se divide en tres etapas, así:

    1. Fase A: Desde que el bebé nace hasta que tiene 40 semanas de edad gestacional. Esta fase es autorizada por la EPS.
    2. Fase B: Desde las 40 semanas hasta los 6 meses de edad corregida. Cuando el bebé cumple 40 semanas se solicita una autorización de servicios para la Fase B.
    3. Fase C: Desde los 6 meses de edad corregida hasta el año de edad corregida.

    “Este programa le salva la vida a los bebés: actualmente atendemos entre 250 y 280 niños al año. Otra cosa linda de este programa es que evita los abandonos, hace que la madre quiera más al bebé y viceversa, hace que se libere la parte psicológica y que el vínculo afectivo entre padres e hijo aumente”, puntualizó la enfermera.

    Ximena Higuera Moreno
    Periodista – Alcaldía Mayor de Bogotá
    bogota.gov.co