• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 4,372,540
  • 24Jul,17

    La salud de sus ojos corre peligro por el uso de dispositivos electrónicos

    El uso excesivo de las pantallas electrónicas ha provocado un aumento del 50 % de las personas con problemas oculares durante las dos últimas décadas, según el oftalmólogo Julio Blanco Mendieta.

    “Al menos 75 % de las personas que acuden a una consulta oftalmológica tienen cansancio visual, visión doble, borrosa, dolor de ojos que se irradia a la cabeza o sensación de ojo seco”, detalló el especialista.

    El jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI señaló que a partir de la década de 1980 se comenzaron a notar los efectos del uso de las computadoras y dispositivos móviles en la visión de los mexicanos.

    Estudios recientes realizados por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) demuestran que, en México, el 30 % de las personas tiene algún grado de ametropía (disminución de la agudeza ocular), mientras que la prevalencia de miopía se ha incrementado un 50% en los últimos años.

    “Esto coincide con la generalización en el uso de pantallas”, explica el especialista. Blanco asegura que con la popularidad del internet estos problemas se incrementaron y, en las últimas dos décadas han aumentado, al menos al doble, debido al uso de teléfonos inteligentes y las redes sociales.

    “La gente está pegada todo el día a las pantallas electrónicas, ya sean grandes o personales”, comentó. Aunque no se tienen cifras exactas, según Blanco, son las mujeres las más afectadas por este tipo de problemas debido a diversos factores.

    “Los cambios hormonales que se dan en forma fisiológica son los que favorecen esta alteración, la menopausia y otro tipo de enfermedades están ocasionando mayor prevalencia de ojo seco y astenopia (molestia ocular)”, aseguró. 

    El especialista también confirmó que se debe concienciar a la población, sobre todo, en los niveles preescolar y escolar, pero también en la gente que está en contacto con ellos, como los maestros para que tomen acciones pertinentes “y que cada vez disminuya la prevalencia de este problema”.

    eltiempo.com