• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 6,753,889
  • 31Mar,17

    Jornada nacional de vacunación para combatir fiebre amarilla

    Los brotes de la enfermedad que se han registrado la región amazónica y en países vecinos como Brasil y Perú motivaron a campaña de vacunación completamente gratuita que se realizará este sábado.

    Los casos de fiebre amarilla registrados en Leticia, donde la enfermedad ha ocasionado la muerte de varias personas, y los brotes de la enfermedad en países vecinos como Perú y Brasil, motivaron la jornada nacional de vacunación que tendrá lugar a lo largo del territorio nacional este sábado 1 de abril.

    Según información de la Organización Panamericana de Salud, el año pasado se presentaron 7 casos de la enfermedad en el país. De esos 7 casos 5 fueron letales, lo que le da a la enfermedad una mortalidad del 86%. Adicionalmente, países como Brasil acumulan la 260 muertes asociadas a esta enfermedad tropical.

    La vacuna puede aplicarse en niños después de los 18 meses y una sola dosis de puede dar  inmunidad contra la enfermedad durante toda la vida. No pueden vacunarse mujeres embarazadas, personas alérgicas a las proteínas de huevo, que sufran inmunodeficiencias grabes y los mayores de 60 años.

    En Colombia los departamentos de Amazonas, Caquetá, Casanare, Chocó, Guainía, Guaviare, Meta, Putumayo, Vaupés y Vichada han sido identificadas de alto riesgo. Por ese motivo, se recomienda que los habitantes de esas regiones, así como quienes planean viajar a ellas, se apliquen la vacuna para prevenir más brotes.

    La fiebre amarilla se transmite por la picadura de mosquitos infectados que pueden ser de los géneros Haemogogus y Aedes, estos últimos, responsables del contagio de enfermedades como el dengue, el zika y el chikunguya.

    La enfermedad presenta dos fases de síntomas. En la primera hay fiebre y dolores musculares acompañados por escalofríos, náuseas y pérdida del apetito. Un pequeño porcentaje de los pacientes pasan a la segunda fase de la enfermedad en la que hay deterioro de la función renal, hemorragias bucales, nasales oculares o gástricas.

    elespectador.com