• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 4,400,388
  • 24Jul,17

    Cada hora tres personas son robadas en Bogotá

    Este lunes, la organización ‘Bogotá Cómo Vamos’ presentó un informe sobre calidad de vida en la ciudad. El hurto a personas sigue siendo el delito que más afecta a los ciudadanos: ocho de cada 10 fueron víctimas en 2016.

    Diariamente, se registran en Bogotá al menos 75 casos de hurto a personas; es decir, que cada tres horas un bogotano es víctima de robo.Se estima que el martes es el día de mayor ocurrencia de hurto amujeres, mientras que el jueves es el de más alta incidencia a hombres.

    Estas son algunas de las conclusiones que se desprenden del informe de calidad de vida que este lunes presenta la organización ‘Bogotá Cómo Vamos’, que dedica uno de sus apartados a la seguridad y la convivencia en la capital. En materia de hurto a personas, el organismo presenta una radiografía de los días y las horas en las que más se perpetran robos, sumado a los bienes que son más apetecidos por los delincuentes.

    Según ‘Bogotá Cómo Vamos’, los hombres son los más afectados por los ladrones: seis de cada 10 casos de hurto se registran contra ellos. Respecto a las horas en las que más se perpetran robos, el organismo señala que uno de cada cinco ocurre entre el mediodía y 2:00 de la tarde. Se evidencia además que ocho de cada 10 hurtos se realiza entre semana y que cuatro de cada 10 asaltos ocurre en la noche.

    “En Bogotá, durante 2016, se presentaron 27.204 casos de hurto a personas, de los cuales 10.351 fueron a mujeres (38%) y 16.853, a hombres (62%). Con respecto a 2015, la tasa registró una reducción de 2,4%. No obstante, la tasa viene en ascenso desde la última década, con leves disminuciones porcentuales en algunos años”, sostiene la organización.

    El dinero en efectivo (45% de los casos), el celular (35%), la bicicleta(7%) y el computador portátil (3%), son los bienes más apetecidos por los delincuentes. Sin embargo, hay un dato del informe que llama la atención: la mitad de los robos se cometieron sin el uso de ningún arma, mientras que la otra mitad se perpetró empleando un arma blanca o cortopunzante (23%), objetos contundentes (14%) y arma de fuego (12%).

    Las localidades más afectadas por el hurto a personas son Chapinero, Santa Fe, La Candelaria y Teusaquillo. Aunque ‘Bogotá Cómo Vamos’ evidencia una reducción en los casos registrados en La Candelaria, Barrios Unidos, Ciudad Bolívar, Santa Fe y Los Mártires, advierte de un incremento superior al 20% para las localidades de Antonio Nariño, Rafael Uribe Uribe y Usme.

    Ante este panorama, ‘Bogotá Cómo Vamos’ recomienda a la administración distrital fortalecer e incrementar los mecanismos de denuncia. “Se evidencian varios avances, como la creación del aplicativo de Seguridad en Línea para facilitar la denuncia y el desarrollo del programa Justicia Para Todos. Iniciativas positivas que deben también estar acompañadas de procesos administrativos que mejoren la atención a las víctimas de delitos en Bogotá, así como la difusión de puntos de denuncia virtual y física”.

    El organismo expresó preocupación además por la tendencia creciente en el hurto de vehículos en los últimos años, a pesar de la disminución de 6% en los casos de hurto de motocicletas. “Las cifras son considerables, en especial, para los dueños de automóviles donde se evidencia un incremento de 15% en el número de casos reportados. Existe una alta incidencia en las localidades del sur-occidente, donde es significativa esta problemática.”

    En esta línea, se sugiere al Distrito fortalecer las labores de inteligencia para desarticular las bandas criminales especializadas en este tipo de delitos. Adicionalmente, se insta a caracterizar mejor las razones por las cuales el delito tiene mayor incidencia en las localidades del sur-occidente, para comprobar si las hipótesis oficiales, como la falta de parqueaderos en los conjuntos residenciales y el aumento de parqueo en vía en estas zonas.

    Aunque el organismo destaca que el hurto a residencias bajó un 5%, se advierte que las localidades del norte siguen concentrando el mayor número de reportes. “Preocupa el alto incremento porcentual registrado en las localidades de Kennedy y Rafael Uribe Uribe en sectores como Castilla, Patio Bonito, Timiza y Quiroga”.

    Un panorama similar, agrega ‘Bogotá Cómo Vamos’, se evidencia frente a los hurtos a establecimientos de comercio donde hay 28% menos hurtos de lo registrado en 2015. No obstante, las localidades del occidente registran un crecimiento en el número de hurtos reportados.

    “Reducir este tipo de delitos requiere mayor articulación entre los servicios de vigilancia privada y los modelos de vigilancia comunitaria por cuadrantes. Acciones como ampliar la cobertura de las cámaras de vigilancia, mejorar la iluminación y sensibilizar a los propietarios de vivienda y establecimientos comerciales sobre los riesgos y las modalidades más usadas en este tipo de hurtos, son estrategias que permitirían obtener mejores resultados en las zonas de intervención”, se indica en el informe.

    Percepción de seguridad

    Con base en los resultados de la última Encuesta de Percepción Ciudadana, ‘Bogotá Cómo Vamos’ recuerda que los capitalinos se sienten más inseguros en la ciudad que en el barrio (45% y 30%, respectivamente); una tendencia que, asegura, se ha mantenido en los últimos años.

    “Al analizar los datos por rangos de edad, el porcentaje más alto de quienes afirman sentirse inseguros se registra entre las personas de 36 y 45 años; cerca de la mitad (48%) así lo manifestaron. En cuanto a las zonas de la ciudad, los residentes de la zona norte (Usaquén y Suba) son quienes más se sienten inseguros en la ciudad. 56% así lo afirmaron. Por su parte, en los residentes de la zona sur (oriente y occidente) la percepción de inseguridad es más baja, con un 39%”, detalla la organización.

    Para ‘Bogotá Cómo Vamos’, es fundamental mejorar la percepción de seguridad “para poder integrar a las comunidades de manera acertada, a través de proyectos de mejora y rehabilitación de barrios y espacio público”.

    Victimización

    Se estima que, en el último año, tres de cada 10 bogotanos manifestaron ser víctima de algún delito; sin embargo, apenas el 46% denunció el hecho. Por grupos de edad, los porcentajes más altos de victimización directa lo registran los jóvenes (36%) mientras los bogotanos mayores de 55 años, los más bajos (22%). Pese a ello, los jóvenes son quienes más denuncian y el 74% de quienes fueron víctimas de un delito considera baja la probabilidad que sea sancionado.

    “En otras oportunidades, la Encuesta de Percepción Ciudadana ha señalado que la falta de confianza en las autoridades es la principal razón para no denunciar (…) La victimización general en la ciudad tuvo un leve incrementó de 2 puntos porcentuales frente al mismo periodo de 2015”, indica el organismo.

    Las principales razones que argumentan quienes denunciaron el delito son: recuperar los bienes (22%), porque los delitos deben denunciarse (18%), para detener o castigar al autor (18%) y para que no ocurra de nuevo (17%). Por su parte, quienes no denunciaron el delito sostienen que no lo hicieron porque demora mucho tiempo (25%), falta de confianza en la autoridad (27%), es un trámite complicado (19%), y falta de pruebas 11%.

    Delitos contra la vida: comportamiento de muertes violentas

    En materia de muertes violentas, ‘Bogotá Cómo Vamos’ señala que más de la mitad se sigue concentrando en los homicidios (54%), seguido por los accidentes de tránsito (24%), los suicidios (13%) y las muertes accidentales (9%). El año pasado, dice el organismo, se registraron 2.418 muertes violentas (30,3 por cada 100 mil habitantes), cinco casos más de lo registrado en el año anterior.

    Se calcula que cuatro de cada 10 casos de muertes violentas se registran el fin de semana. Por sexo, los hombres registran el mayor número de casos, seis veces más de lo registrado por las mujeres. Aunque se destaca una disminución porcentual en los homicidios del 4%, se advierte que los suicidios tuvieron un incremento del 10% y los accidentes del tránsito, del 6%.

    “Un hecho que debe preocupar es el incremento del 10% en el número de suicidios, los cuales se registran principalmente entre semana (siete de cada 10 casos), siendo los adolescentes y jóvenes los principales protagonistas. Esta situación debe ser objeto de una respuesta institucional desde la política pública distrital”, agrega la organización.

    Delitos contra la convivencia

    -Violencia interpersonal

    En materia de violencia interpersonal y riñas, ‘Bogotá Cómo Vamos’ indica que los sábados y domingos concentran el 39% los casos atendidos por Medicina Legal. Los territorios que concentran las mayores tasas son La Candelaria, Los Mártires, Santa Fe y Chapinero. En contraste, Suba, Usaquén, Engativá y Ciudad Bolívar registran las menores tasas en la ciudad.

    “En el 68% de los casos las víctimas son hombres. Se estima que cuatro de cada 10 casos de lesiones personales se registran en jóvenes entre 18 a 28 años. Igual proporción se reporta para adultos entre los 29 y 59 años de edad. Los adolescentes entre 12 y 17 años concentran el 14% de los casos”, explica el organismo, que destacada una reducción sostenida en la tasa de lesiones personales desde 2012 hasta la fecha.

    -Violencia intrafamiliar

    ‘Bogotá Cómo Vamos’ señala en su informe que la violencia intrafamiliar continúa siendo uno de los principales problemas de convivencia en la ciudad. “Desde 2013, se evidencia un crecimiento sostenido de la tasa en un 63% para los últimos cuatro años. Incluso, el valor registrado en 2016 es el más alto desde 2011 hasta la fecha”.

    Citando datos de Medicina Legal, el informe revela que en 2016 se registraron 19.930 casos de violencia intrafamiliar: 64% corresponden a violencia de pareja; seguido de los casos de violencia contra niños, niñas y adolescentes (18%); violencia entre otros familiares (16%) y violencia al adulto mayor (2%). Las mujeres son las principales víctimas, en especial de la violencia de pareja, donde siete de cada 10 casos son las afectadas.

    “Se estima que cuatro de cada 10 casos de violencia contra niños, niñas y adolescentes ocurren en Kennedy, Bosa y San Cristóbal. Cuatro de cada 10 casos de violencia de pareja ocurren en Ciudad Bolívar, Kennedy y Bosa. Cuatro de cada 10 casos de violencia entre otros familiares ocurren en Bosa, Kennedy y Ciudad Bolívar. Cuatro de cada 10 casos de violencia contra el adulto mayor ocurren en Kennedy, Engativá y Ciudad Bolívar”, dice ‘Bogotá Cómo Vamos’.

    El organismo expresa preocupación por las cifras de violencia de pareja, “la cual ha sido históricamente invisibilizada dado que en la mayoría de los casos ocurre en el ámbito privado”. Aunque se destaca que en Bogotá la violencia de pareja en los últimos cinco años se ha reducido en un 25%, pasando de 15.056 casos en 2010 a 12.805 en 2016, ‘Bogotá Cómo Vamos’ manifiesta que es una problemática cuyas cifras son significativas.

    “Cada año, en promedio, se registran 11.000 casos, de los cuales el 83% de las víctimas fueron mujeres (cerca de 9.000 mujeres víctimas de violencia de pareja, en promedio, por año). Es importante indagar qué factores afectan la reducción en el número de casos, si es resultado de una disminución en las denuncias, las cuales dependen varias circunstancias, o de una estrategia institucional para mejorar la situación”, se precisa en el informe.

    -Violencia sexual

    El año pasado, de acuerdo con ‘Bogotá Cómo Vamos’, ocurrieron en la ciudad 4.167 casos de presunto abuso sexual, lo que indica que en promedio cada día se presentaron 11 hechos. Se estima que ocho de cada 10 presuntas víctimas fueron mujeres y que en el 85% de los casos se vieron comprometidos niños, niñas y adolescentes.

    “En Bogotá, la violencia sexual, medida como el número de exámenes médico legales por presunto delito sexual, se ha incrementado en 10% durante los últimos seis años, pasando de 3.943 casos en 2010 a 4.167 en 2016; en este tiempo en promedio se presentaron cerca 4.000 casos por año, de los cuales más del 80% de los exámenes fueron practicados a mujeres”, agrega el organismo.

    Ante este panorama, en el informe se recomienda que, desde el plano institucional, haya una mayor promoción de los derechos de las mujeres; continuar promoviendo la denuncia por parte de las víctimas y la ciudadanía en general; y mejorar la atención y acceso a justicia de las mujeres víctimas de violencia.

    elespectador.com