• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 4,412,341
  • 17Ene,18

    En febrero inicia remate de vehículos abandonados en patios de Bogotá

    La Secretaría de Movilidad, que también pondrá en marcha procesos de chatarrización, pretende desocupar los predios para el consorcio que, a partir de abril próximo, manejará el servicio de patios y grúas.

    En febrero próximo, según prevé la Secretaría de Movilidad de Bogotá,se dará inicio al proceso para dar en remate alrededor de 25.000 vehículos que permanecen abandonados en los patios de la ciudad.

    “Los patios se van llenando y es muy costoso para una ciudad tener una gran cantidad de espacio, de predios destinados a vehículos abandonados”, manifestó en declaraciones que recoge la emisora Blu Radio el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo.

    Según la administración distrital –que también pondrá en marcha la chatarrización de algunos de los automotores– de los vehículos que se encuentran inmovilizados y abandonados en los patios, alrededor de 18.000 (es decir, siete de cada 10) corresponden a motocicletas que, incluso, suman hasta 10 años en condición de abandono.

    El Distrito respaldó su actuar en la Ley 1730 de 2014, que empodera a las autoridades de tránsito para que, pasado un año luego del procedimiento y en caso de que el propietario no retire el vehículo ni responda por las obligaciones financieras, procedan a su enajenación para sustituirlo por su equivalente en dinero.

    Con la puesta en marcha de los procesos de chatarrización y remate, la Alcaldía pretende desocupar los patios para el consorcio que, a partir de abril próximo, manejará el servicio de patios y grúas durante los próximos 10 años en la capital del país.

    A principios de mes, el Distrito adjudicó la licitación para tal servicio. El consorcio Promesa de sociedad futura GyP Bogotá S.A.S., conformado por Mape & Gama Ingeniería Ltda., Concimetal SAS, William Mauricio Duque Corredor y Javier Andrés Duque Corredor, se quedó con el contrato para manejarlo. El consorcio, que se hizo con el contrato tras 11 subastas, propuso incrementar en 30 % el número de grúas anualmente y en 80 % el número de cupos para vehículos abandonados.

    De esta forma, GyP Bogotá S.A.S. será el encargado de operar, a partir de abril de este año, 120 grúas (deben tener máximo 10 años y el 51 % deben ser nuevas) y dos patios que deberá suministrar, ubicados en las localidades de Engativá y Fontibón. Asimismo, el consorcio deberá encargarse de la implementación de la tecnología necesaria para la renovación del servicio, que incluye sistemas de georreferenciación y cámaras de seguridad para que el usuario conozca en tiempo real la ubicación de su vehículo.

    El primer cambio que vendrá con este nuevo modelo es el dinero que queda en las arcas del Distrito. Actualmente, la ciudad recibe el 39 % del recaudo. A partir de abril, recibirá el 17,6 % de los $456.488 millones que se esperan obtener, y el porcentaje restante será del operador, ya que este deberá hacerse cargo de la renovación tecnológica y de infraestructura.

    De esta forma, el compromiso inicial de Promesa de sociedad futura GyP Bogotá S.A.S. es la adquisición de dos predios para disponer los patios que tendrán aproximadamente 3.100 cupos. Estos estarán ubicados en las localidades de Engativá y Fontibón. La razón por la que el servicio no puede seguir prestándose en los patios de Álamos, es porque los terrenos que funcionaron durante 14 años para tal fin, son propiedad del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), que los solicitó para avanzar en la construcción de la ALO. Adicionalmente, los predios garantizarán que al menos el 10 % de los cupos estarán protegidos de la intemperie.

    elespectador.com