• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,303,386
  • 14Ene,16

    Falla geológica obligó la evacuación de 47 viviendas en Aponte, Nariño

    Al resguardo indígena, en el municipio Tablón de Gomez, llegó comisión que analizará los daños.

    Desde hace dos meses empezaron a aparecer grietas en las viviendas, lo que generó preocupación y el desplazamiento de una comisión de geólogos de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia para analizar la causas de la situación que amenaza a la cabecera del resguardo con 1.500 habitantes.

    Hasta el momento se ha reportado que 170 casas presentan grietas.

    De acuerdo con el gobernador indígena Óscar Janamejoy, la alerta se dio hace ocho meses cuando una grieta afectó a tres viviendas, que obligó su evacuación inmediata.

    El líder indígena manifestó que la situación se agravó hace dos meses cuando la falla geológica afectó a 170 viviendas de las 400 que hacen parte del pequeño poblado.

    “Debido al peligro que revestían tres casas de edificación moderna debieron ser demolidas con la ayuda de maquinaria pesada y 10 más se desplomaron”, explicó.

    Hasta el momento han sido evacuadas 47 familias, que fueron reubicadas en los sectores de San Francisco, La Loma y Pedregal.

    A esto se suma que el sistema de alcantarillado colapsó y hay problemas en la red de acueducto, dijo el comerciante Harold Córdoba. Además, fue suspendido el sistema de energía eléctrica.

    Por el momento se conformó un grupo de apoyo del cual hacen parte la Alcaldía, la Cruz Roja, Defensa Civil y el Gobernador Indígena que canaliza las ayudas para los damnificados.

    Ayer llegó una comisión de estudiantes de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, con el objetivo de elaborar un diagnostico de la situación.

    Inicialmente se pudo apreciar la existencia de grietas con una profundidad de más de cuatro metros, dijo Germán Córdoba, de la comisión de expertos.

    El estudio tiene como finalidad evaluar el estado en que se encuentra el casco urbano de Aponte y encontrar la posibles soluciones.

    Mientras avanza el estudio se realiza el acompañamiento a la comunidad. “Estamos en alerta”, dijo el comandante de la Policía Nariño, coronel Juan Carlos Rodríguez. Se enviarán refuerzos policiales a esa localidad con el fin de evitar que delincuentes aprovechen la situación y hurten los afectados.

    eltiempo.com