• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,297,486
  • 09Oct,15

    Escombros que dejarán obras del Metro serán reutilizados para construir ladrillos

    Con los residuos de construcción y demolición producto de las excavaciones para la primera línea del Metro de Bogotá se podrán elaborar prefabricados de urbanismo (ladrillos tipo tolete, bordillos y sardinel, etc.), denominados Ladrecos Metro.

    Así lo concluye el Estudio Ambiental que realizó el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), el cual, además, identificó zonas especiales y las alternativas para el aprovechamiento y/o disposición de material sobrante de la excavación, residuos de construcción y demolición.

    Se espera originar 9,8 millones de metros cúbicos de residuos de construcción y demolición producto del material de excavación de los 25 kilómetros de túneles por donde rodará el sistema Metro en la ciudad.

    Con el estudio de suelos realizado por el IDU se encontró que desde el portal Américas hasta la estación Lourdes, los materiales arcillosos pueden usarse como insumos en la construcción de prefabricados, y desde Av. Chile hasta Calle 127, como potencial para agregado, base, sub-base o recebo.

    “Con un metro cúbico de residuos, en su mayoría lodo arcilloso, podrán fabricarse 550 Ladrecos Metro, un ladrillo ambientalmente sostenible”, afirmó Ricardo Cárdenas Cortes, gerente Técnico de los diseños del Metro de Bogotá.

    Cárdenas aseguró que el Ladreco Metro traerá beneficios para el ambiente, como la disminución de las emisiones de CO2 a la atmósfera, debido a su proceso de fabricación, lo cual contribuye a la mitigación de los gases efecto invernadero.

    El estudio también pudo identificar que por cada tonelada de residuos aprovechada se dejan de utilizar dos toneladas de áridos naturales que provienen de las canteras, lo cual influye en la disminución en los costos de la compra de materia prima para la obra y en los costos de disposición final de los escombros.

    elespectador.com