• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 3,908,030
  • 27May,15

    EE. UU. quiere acabar ‘con la corrupción en la FIFA’

    La fiscal general de Estados Unidos, Loretta E. Lynch, afirmó hoy que el Departamento de Justicia está “determinado a acabar con la corrupción en el mundo del fútbol” que, aseguro, ha salpicado casos como la elección de Sudáfrica para el Mundial de 2010 o la elección del presidente de la FIFA en 2011.

    “Los detenidos utilizaron sus posiciones de confianza para solicitar sobornos a cambio de los derechos comerciales, y lo hicieron una y otra vez, año tras año, torneo tras torneo”, dijo Lynch en rueda de prensa junto al director del FBI, James B. Comey y otros altos cargos.

    Siete altos cargos del máximo organismo del fútbol mundial, entre los que se encuentran dos vicepresidentes, el uruguayo Eugenio Figueredo y el caimanés Jeffrey Webb, así como el expresidente de la Conmebol, el paraguayo Nicolás Leoz y los federativos: el costarricense Eduardo Li, el nicaragüense Julio Rocha, el trinitense Jack Warner, el venezolano Rafael Esquivel, el brasileño José María Marín y el caimanés Costas Takkas, quienes fueron detenidos en Suiza acusados de corrupción en la FIFA.

    La acusación alega que la corrupción y los sobornos se extendieron a la elección del actual presidente de la FIFA, Joseph Blatter, en 2011, y a los acuerdos relativos al patrocinio de la selección brasileña por una compañía de deportes estadounidense.

    Además, según la investigación, la Copa América que se celebrará por primera vez en EEUU en 2016 “fue usada como vehículo en una conspiración más amplia para llenar los bolsillos de los directivos con sobornos de un total de 110 millones de dólares”, que representan casi un tercio de los costes legítimos de los derechos implicados en los torneos.

    La fiscal general precisó que los acusados planearon parte de su actividad delictiva en reuniones celebradas en Estados Unidos, además de usar el sistema bancario de este país para distribuir los sobornos.

    EFE