• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 4,588,222
  • 18Ago,15

    Denuncian graves consecuencias ambientales por obras de planta de aguas residuales Salitre

    Desde el Concejo de Bogotá, el cabildante Jairo Cardozo denunció que la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR) Salitre dejará graves secuelas ambientales y para la salud. “El proyecto se pretende construir sobre el área de inundación del Río Bogotá, en una zona de acuíferos y con características propias de humedal. La obra contempla la implantación de tanques e instalaciones que aumentarán la recepción de aguas negras y lodos contaminantes, sustancias que luego se convierten en gas metano, a tan sólo 100 metros de distancia de conjuntos residenciales”.

    El concejal asegura que eso afectará la calidad de vida y la salud de más de 160 mil habitantes de los barrios Ciudadela Colsubsidio, Quintas de Santa Ana, Los Eucaliptos y El Cortijo.

    “La ampliación de la planta de tratamiento de aguas residuales en un terreno de humedal que tiene, entre otras funciones, receptar las aguas en épocas de alto invierno, obligará a drenar y de secar el humedal Tibaguya – Cortijo y luego rellenar sus terrenos, para albergar los tanques de tratamiento”, agrega.

    Cardozo dice que eso ocasionará la migración y muerte de fauna endémica y migratoria, la deforestación de flora nativa andina y la erosión del suelo, así como la desvalorización ecológica y predial de las viviendas de los barrios próximos.

    “A pesar que el proyecto de optimización y ampliación de la PTAR Salitreofrece una compensación ambiental, mediante la construcción de un parque metropolitano, y la implementación de lagos artificiales, en criterio de los ambientalistas esto no será suficiente para reparar el grave daño ambiental que se ocasionará con el relleno de este acuífero. El proyecto no fue debidamente sociabilizado con los habitantes del sector, quienes manifiestan que las entidades estatales, participantes en el proyecto, firmaron un acuerdo sin la participación real de los barrios de la UPZ 72, comportamiento que consideran violatorio de sus derechos”, puntualizó.

    En febrero de este año la Secretaría de Ambiente de Bogotá y la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) firmaron un acuerdo para ampliar y remodelar la planta de tratamiento de aguas residuales el Salitre PTAR. Lo anterior –según las autoridades ambientales– permitirá optimizar y mejorar el funcionamiento de la planta, lo que se traduce en un adecuado tratamiento de aguas residuales y desinfección del río Bogotá.

    De acuerdo con la secretaria de Ambiente, Susana Muhamad –quien firmó el convenio en compañía del director (e) de la CAR, Néstor Guillermo Franco, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá y voceros de la comunidad de Engativá y Suba– la planta servirá para mejorar la calidad de agua en la región.

    En este entonces la funcionaria dijo: “dejamos claro que desde la Administración buscamos concertación con organizaciones ambientales y ciudadanos para la protección de los humedales, velamos por ampliar las áreas protegidas de forma inteligente y buscamos generar conectividad ecológica que es lo que la ciudad requiere”.

    Según el Distrito, con la obras se espera subir el nivel de la planta a tratamiento secundario y aumentar su capacidad, pasando de cuatro metros cúbicos a ocho metros cúbicos, que –según la empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá– es fundamental para llegar a tratar el 100% de aguas residuales de la cuenca del río Salitre, esencial para el saneamiento del río Bogotá.

    elespectador.com