• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 3,938,671
  • 17Nov,16

    Condenan a 21 militares por “falsos positivos de Soacha”

    Un coronel del Ejército y otros militares fueron hallados responsables de asesinar a cinco jóvenes que fueron presentados como guerrilleros abatidos en combate en Ocaña (Norte de Santander).

    El juez primero especializado de Cundinamarca emitió sentido de fallo condenatorio en contra del coronel por su responsabilidad en el asesinato de cinco jóvenes que fueron reclutados con falsas promesas de trabajo en el municipio de Soacha (Cundinamarca) en el año 2008. Los jóvenes fueron trasladados hasta la vereda Agua de la Virgen, zona rural del municipio de Ocaña (Norte de Santander) donde fueron asesinados y presentados como guerrilleros abatidos en combate.

    Para el funcionario judicial existen pruebas suficientes que demuestran la responsabilidad de los militares en los delitos de desaparición forzada, concierto para delinquir agravado, falsedad ideológica en documento privado, homicidio agravado, porte, tráfico y fabricación de armas de fuego. En este sentido manifestó que se comprobó su participación y responsabilidad en estas ejecuciones extrajudiciales.

    Por estos hechos se ordenó la captura de Medardo de Jesús Ríos, Luis Alirio López, Ferney Grijaba, Geiner Fuertes, Pedro Hernández Malagón, Manuel Ángel Zorrilla, Juan Gabriel Espinosa, José Orlando González, Kevis Alberto Jiménez, Richard Armando Jojoa, Mauricio Cuniche Delgadillo, Nixon Arturo Cubides, José Adolfo Fernández, Gabriel de Jesús Rincón Amado, Ricardo Eliud González, Eide Andrés Guerrero, John Anderson Díaz, Juan Ramón Marín, Ricardo Coronado, Janer Edier Duque, Henry Mauricio Blanco, Héctor Orlado Soto Aponte.

    Los militares adscritos a la Brigada con sede en Ocaña recibieron a los jóvenes por parte de un reclutador que había sido contactado por ellos.Acto seguido le quitaron los documentos de identificación, los trasladaron a un lugar cercano y les dispararon a quemarropa. Posteriormente les pusieron uniformes de camuflado y les ubicaron armas en sus manos.

    Los militares presentaron un reporte oficial en el que manifestaban que se había presentado un combate con un grupo armado ilegal. El juez del caso declaró que este caso cumple con todos los requisitos para que se declare como un crimen de lesa humanidad, advirtiendo que los militares procesados hicieron parte de un plan dirigido a mostrar resultados operacionales.

    En la diligencia judicial la defensa de los militares condenados solicitó que sean recluidos en un centro especial como una unidad militar. El próximo 23 de marzo se conocerá el monto de la condena en contra de los 21 militares.
    elespectador.com