• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,250,997
  • 30Dic,15

    Ciudades italianas extienden limitaciones al tráfico de vehículos para frenar contaminación

    Diversas ciudades italianas como Roma o Milán han limitado o directamente han prohibido este lunes el tráfico rodado para reducir los altos niveles de contaminación registrados, un problema que ha suscitado un intrincado debate político en el país.

    Factores como la sequía o el aumento de los desplazamientos por las fiestas navideñas han elevado los niveles de partículas en suspensión PM10 en ciudades como Milán, donde se han superado los límites permitidos durante 97 días en este año.

    Milán

    Por esta razón, el consistorio milanés ha puesto en marcha el plan más drástico al prohibir durante 6 horas al día y hasta el próximo 30 de diciembre el tráfico rodado en su territorio.

    La medida no afectará al servicio de taxi, a los coches compartidos, a los vehículos eléctricos y a las ambulancias y otros servicios básicos.

    Sin embargo, los vehículos del transporte público no podrán superar los 30 kilómetros por hora para controlar sus emisiones.

    Esta iniciativa ha sido aplicada en otros 11 municipios de la región de Lombardía y su presidente, Roberto Maroni, ha convocado una reunión para entablar una acción conjunta con sus alcaldes.

    Otras ciudades italianas que han prohibido la circulación han sido Pavía, en el norte, Nápoles y Frosinone, próxima a la capital italiana, mientras que el domingo lo hicieron Piacenza, Reggio Emilia, Módena, Ferrara y Carpi.

    Roma

    La capital italiana volvió este lunes a prohibir el tráfico a las matrículas impares, mientras que mañana deberán permanecer aparcadas las pares.

    La medida, con idéntico objetivo, estará vigente hasta mañana y el ayuntamiento ha avanzado que se aumentarán los controles policiales para asegurar su cumplimiento.

    Asimismo la capital pretende reducir su tráfico facilitando el uso del transporte público y, para ello, el billete para toda la jornada costará un euro y medio, el precio habitual para 100 minutos.

    Esta situación ha provocado la reacción del Gobierno de Italia y el ministro del Medioambiente, Gian Luca Galletti, ha convocado el miércoles un encuentro con los presidentes de las regiones y los alcaldes de las grandes ciudades dirigido a coordinar sus acciones.

    Galletti ha comunicado que se trata de una “emergencia” que “puede durar aún mucho y replantearse en el futuro cada vez más frecuentemente” debido al cambio climático.

    Sin embargo, diferentes partidos políticos han salido al paso para criticar las acciones del Ejecutivo y de los alcaldes, especialmente contra el milanés Giuliano Pisapia.

    EFE – elespectador.com