• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,447,434
  • 15Dic,15

    Alcaldía de Bogotá aprobó por decreto presupuesto de $16,6 billones para 2016

    Este lunes el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, aprobó el presupuesto de $16.686.698.215.000 para la capital a través del decreto 517 del 11 de diciembre de 2015, por medio del cual se expide el presupuesto anual de rentas e ingresos y de gastos e inversiones de Bogotá para la vigencia fiscal comprendida entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2016.

    El proyecto fue radicado en el Cabildo Distrital y esa corporación lo negó. La administración le dio prioridad a la inversión en educación, con $3,2 billones; movilidad, con $2,1 billones; salud, con $2 billones, e integración social, con $1 billón.

    Aunque el presupuesto de este año fue de $17,3 billones, para el próximo año se solicitaron menos recursos. La razón es que durante 2015 hubo una mejor ejecución y no será necesario trasladar excedentes, según lo explicó el secretario de Hacienda (e), José Alejandro Herrera. En estos rubros hay $2,4 billones de transferencias de la Nación, de los cuales $1,6 billones irán para educación y $485.499 millones para salud y representan las dos asignaciones más altas de ese ingreso.

    En las últimas semanas de su mandato, Petro deja en su proyecto de presupuesto un mensaje sobre los proyectos que quisiera que continuaran con inversión el próximo año. En educación, sector con la mayor asignación, el Distrito resalta que el objetivo es completar esfuerzos en la atención integral a la primera infancia, con prejardines y transición o la formación integral con la jornada de 40 horas semanales en las 40 semanas de clase del año. En este sentido, el alcalde electo, Enrique Peñalosa, dijo en su programa de gobierno que quiere implementar la jornada única y para ello avanzaría en programas como el de la Jornada 40×40, con cursos diferentes a los del currículo de los estudiantes.

    En movilidad, el proyecto de presupuesto de Petro llama la atención sobre la idea de invertir parte de los $2,1 billones en la construcción de obras de infraestructura como la troncal de Transmilenio en la Avenida Boyacá.

    En salud, asegura que su proyecto garantiza la financiación de inversión para el acceso universal a la salud y la operación del programa Territorios Saludables, mediante el cual personal de centros médicos públicos visita hogares de población pobre en la ciudad. Y en el sector de integración social señala que mantiene dinero para proyectos del desarrollo integral de la primera infancia y la atención al adulto mayor y a las personas en situación de discapacidad.

    La Comisión de Hacienda del Concejo de Bogotá negó el proyecto de presupuesto por un valor de 16,7 billones de pesos con seis votos en contra y cinco a favor. La concejal Clara Lucía Sandoval, quien presidia la sesión de la Comisión de Hacienda cuando el proyecto de presupuesto se hundió, aclaró que aunque votó positivo las ponencias tuvo que cambiar su voto al escuchar de la administración que las modificaciones que el Concejo había presentado no serían aceptadas.

    “El Concejo tuvo la voluntad de hacer la discusión hasta la asignación de las partidas de inversión de las entidades, pero nos vimos sorprendidos al ver que proyectos que son pilares en el tema social se vieron profundamente recortados y que las modificaciones aceptadas por la administración no responde a las necesidades de atención de estas poblaciones”, indicó.

    Puso como ejemplo que el proyecto de primera infancia tuvo un recorte de 110 mil millones, luego de una amplia discusión solo le devolvieron 15 mil millones, al adulto mayor un recorte de 20 mil millones para luego adicionarle 2.000 mil millones, y al de discapacidad le quitaron 6.000 mil millones para finalmente poner 2.000 mil más. “Recursos que ponen en duda si el próximo año se puede garantizar la continuidad de los proyectos y la calidad de los mismos, lo que se supondría que con estas inversiones no se tendría aumento de coberturas”, explicó.

    Al momento de la votación para aprobar el proyecto de presupuesto faltaban cuatro concejales, entre ellos Julio César Acosta, presidente de la Comisión de Hacienda y quien le dijo a El Espectador que tuvo que ausentarse por razones personales. La sesión la dirigió, entonces, Clara Lucía Sandoval (Partido de la U). Lo que se hace en estos casos, prácticamente de forma protocolaria, es votar en primera medida por el título y las atribuciones del proyecto, y fue ahí donde se hundió la propuesta.

    De los 11 concejales en el recinto, los seis votos negativos fueron deSandoval (La U), Fernando Vásquez (Conservador), los liberales María Victoria Vargas y Miguel Uribe; Marco Fidel Ramírez, de Opción Ciudadana, y Juan Carlos Flórez, de la ASI. Los cinco positivos fueron de los verdes William Moreno y Yezid García; de los dos ponentes del Polo, Celio Nieves y Venus Albeiro Silva, y de Darío Fernando Cepeda, de Cambio Radical.

    elespectador.com