• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 5,248,597
  • 24Nov,15

    2.000 policías harán frente a la violencia de género en Bogotá

    Ante los preocupantes casos de violencia contra las mujeres y feminicidos presentados en los últimos años en Bogotá, la Policía Metropolitana graduará hoy a 1.675 agentes hombres y 296 agentes mujeres especializados en atención de este tipo de casos.

    Los uniformados, que salen capacitados en el manejo de la Ley 1257 de 2008 y las competencias que tiene el cuerpo policial en relación, y de la mano, con las comisarías de familia, operarán en las 20 localidades de la capital.

    La idea de formar a los policías en este tema surgió desde la administración distrital, en cabeza de las secretarías de la Mujer y de Integración Social, las cuales elaboraron el proyecto que finalmente desembocó en la capacitación policial.

    Los lineamientos para la formación también surgieron de las actividades y reflexiones del Consejo Distrital para la Atención Integral a Víctimas de Violencia Intrafamiliar, Violencia y Explotación Sexual.

    De igual forma, hay que recordar que, en el 2015, la Policía Metropolitana de Bogotá designó a 33 dinamizadores policiales por cada localidad para realizar, entre otras acciones, acompañamiento a los comités locales de seguimiento a casos de este tipo.

    La Ley 1257 de 2008, con base en la cual se armó el proyecto, determina “la adopción de normas que permitan garantizar para todas las mujeres una vida libre de violencia tanto en el ámbito público como en el privado, el ejercicio de los derechos reconocidos en el ordenamiento jurídico interno e internacional, el acceso a los procedimientos administrativos y judiciales para su protección y atención, y la adopción de las políticas públicas necesarias para su realización”.

    Casos paradigmáticos como el asesinato y vejación de Rosa Elvira Cely (2012), sobre el cual un juzgado administrativo de Bogotá aceptó una demanda en contra del Estado por omisión, han impulsado la implementación de distintas campañas en contra de la violencia contra la mujer.

    Entre estas se destaca la campaña ‘No es hora de callar’, liderada por la periodista de EL TIEMPO Jineth Bedoya, que en el año 2000 fue secuestrada, torturada y ultrajada por criminales asociados con el paramilitarismo, en momentos en que desempeñaba su oficio en la cárcel Modelo de Bogotá.

    eltiempo.com