03Jun,20

¿Por qué aplazar el semestre es una mala idea?

Se sabe que estamos ante diversas situaciones realmente difíciles, pero debemos cada día aprender a reinventarnos y nunca permitir que la falta de oportunidades apaguen nuestras grandes metas de ser profesionales. Todos sabemos que el camino hacia el éxito no es fácil, por eso hoy hemos querido escribir algunos puntos importantes que debes tener en cuenta antes de aplazar tu semestre académico, recuerda, que esa decisión debe ser tu última opción. Ahora, ¿por qué aplazar el semestre es una mala idea?, pues lee atentamente lo siguiente:

1. Perderás opciones laborales.

Si te sale un trabajo, no podrás acceder a el, por que no tienes su titulo profesional , además de que no contarás con las herramientas suficientes para enfrentarte al mundo laboral como un profesionales idóneos, en todos los campos.

Analicemos desde esta situación: Te citan a ti y a otra persona a una entrevista. Tú no has completado tus estudios, la otra persona sí, gracias a que cuenta con su cartón profesional de créditos terminados. ¿Quién de los dos crees que tenga más ventaja?

Es claro que contar con el título universitario que demuestre que eres un profesionista preparado y que puedes aportar mucho a la empresa u organización, te llevará a obtener el puesto de trabajo al que te estás postulando, es más en un futuro, si continuas formándote en especializaciones, maestrías, doctorados, podrás percibir un mejor sueldo. Pero para empezar, contar con la culminación de tu carrera profesional es abrir una puerta de posibilidades laborales que te lleva hacia el éxito.

Además cuando tengas una formación profesional podrás decir que tu título llegó junto con la experiencia de desarrollar años de estudio sobre diferentes materias.

2. No debes preocuparte por la parte económica.

Muchas universidades cuentan con beneficios para aquellos estudiantes que por la situación económica no pueden continuar , como por ejemplo algunos descuentos correspondientes al pago del semestre académico o becas socioeconómicas.

Por eso es importante que antes de tomar una decisión tan importante como esta, analices si tu universidad cuenta con un sistema de ayudas financieras, en donde podrán encontrar descuentos del 40%, 30% y 20%, dependiendo eso si, tu situación económica.

Encontrar ayuda económica para estudiar en la universidad u otro instituto profesional puede parecer un reto insuperable, pero no lo es, debes saber que la Universidad te brinda el primer paso para pagar por tu educación.

Si tú eres estudiante de la Corporación Universitaria Republicana, puedes conocer las ayudas financieras que hemos destinado para el Semestre Académico 2020 – II, en consideración a la emergencia económica, social, y ecológica decretada por las autoridades Nacionales y Distritales debida a la pandemia del COVID-19.

3. Te atrasarás en tus metas

Esta no es una decisión para tomar a la ligera, es mejor verla como ultima opción, ¿por qué? Primero: Te podrás atrasar en tus proyectos , perderás la visión, tu rutina de estudio y tus hábitos universitarios.

En la vida las cosas no se deben postergar. Si tú inicias algo o te trazas una meta lo más importante es que tus acciones estén enfocadas en cumplirla; es decir que si tu meta es culminar la carrera, debes enfocarte, preguntarte si la razón por la que quieres aplazar vale la pena al punto de retrasar tu meta.

Si tomas la decisión de aplazar el semestre por el motivo que fuera, quizás tus metas cambiarían y la perspectiva de las cosas que quieres también. Y sobretodo porque si aplazas, significa que tomaste la determinación de que existe algo más importante que tú meta en ese momento, así que pregúntate. ¿Hay algo más importante?

Te puede interesar: ¿Qué carreras universitarias estudiar en Bogotá?

4. Perderás el ciclo temático

En este aspecto es claro que perderás el norte. Todos nos conocemos a nosotros mismos y sabemos que cada vez que iniciamos un nuevo semestre, es importante repasar los temas vistos el semestre pasado, puesto que nuestra memoria algunas veces nos tiende a jugar una mala pasada. Por lo general damos con excelentes profesores que nos permiten abordar y continuar con los temas vistos anteriormente.

Así que pregúntate, si no continuas tu linea de aprendizaje, ¿no será más difícil para ti retomar los temas vistos? puesto que ya llevas manejando un ciclo temático semestre por semestre y dejarás de adquirir conocimiento.

Los ciclos temáticos manejados en la universidad ya se vuelven un estilo de aprendizaje, otorgando de esta manera al estudiante, continuar con el desarrollo integral de su adquisición de conocimientos, habilidades y estrategias, incidiendo positivamente en su formación. A parte el ambiente del aula y las relaciones interpersonales en la comunidad educativa, son necesarias en el proceso de formación.

5. No tendrás acceso a otros campos de aprendizaje

Perderás la oportunidad de ampliar tus conocimientos en foros y seminarios, además de participar en debates que realiza la universidad referente a tu programa académico al no estar inscrito en tu carrera profesional.

Todos sabemos que estos procesos complementarios de formación son una estrategia para un aprendizaje activo, en donde podemos profundizar y extender el conocimiento en cada una de nuestras áreas profesionales.

Además de que podrás diferenciar claramente las clases magistrales en donde se centra la docencia-aprendizaje, del seminario, foro, semillero; gracias a que el alumno sigue siendo discípulo pero empieza también empieza a ser él mismo profesor. Estos son campos de conocimientos adquiridos, a los que no podrás acceder si aplazas tu semestre universitario.

6. La graduación

La ceremonia de graduación es el momento que marca la finalización de las etapas más anheladas por todos. Luego de tomar la decisión de iniciar la carrera, se llega a la universidad esperando entre tres y cinco años, obtener con orgullo el diploma como acto que afirma ser un nuevo profesional; es ahí donde los sueños, el sacrificio, la dedicación y los obstáculos que se presentaron en el camino toman significado.

Pero… en medio de ese camino, la amistad dentro de un mundo académico, es esencial. Un grupo de amigos unido y constante fomenta el trabajo en equipo, la cooperación, el conocimiento y hace ameno el aprendizaje.

Uno sabe que desde el primer semestre debe buscar pertenecer a un grupo. Y no solo para aprovechar los beneficios prácticos, sino enriquecer la vida con personas que manejen el mismo amor de la carrera.

Esos amigos le dan color y movimiento a todos los aspectos de la vida universitaria, ¿así que imagínate si no te graduarás con ellos? Quizá para muchos sea irrelevante y deseen vivir este proceso de manera individual, pero hay otros que si crean lazos sinceros, semestre tras semestre, trabajo tras trabajo. Es ahí donde te das cuenta, que a lo largo de tu carrera no lo lograste solo, hubo un equipo también de profesionales que te permitieron aportar diferentes conocimientos en ti. ¿Por qué no llegar juntos al final y celebrar esa graduación que como amigos tanto anhelaban?.

No permitas que tus prioridades cambien, como recomendación, comprométete contigo mismo a continuar tu proyecto de vida y no abandonar tus sueños y metas, sabemos que te superarás como profesional. Recuerda que «No es grande el que siempre triunfa, sino el que jamás se desalienta». (José Luis Martín Descalzo)