• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 3,013,540
  • 30Mar,17

    Por lluvias, alerta verde en la red hospitalaria de Bogotá

    La medida, que se extenderá durante mes y medio, pretende combatir un eventual aumento de enfermedades respiratorias. Siga estas recomendaciones para no resultar afectado.

    Por cuenta de la fuerte temporada invernal que azota a Bogotá, la Secretaría Distrital de Salud declaró este miércoles la alerta verde en la red hospitalaria de toda la ciudad. Con ello, se busca hacerle frente a un eventual aumento de contagio por Infecciones Respiratorias Agudas (IRA).

    De acuerdo con la Administración Distrital, la alerta verde se extenderá durante mes y medio, iniciando este miércoles 29 de marzo hasta el 15 de mayo. Con la declaratoria, la Secretaría de Salud pretende redoblar esfuerzos para dar respuesta oportuna y pertinente a cualquier incremento de la demanda en los servicios de la ciudad.

    “Esta alerta implica que todas las instituciones de salud del Distrito activen sus planes hospitalarios de emergencia. Esto conlleva prever todos los recursos, tanto humanos como de insumos y de disponibilidad de servicios, para atender este pico epidemiológico”, explicó Carlos Julio Pinto, director de Epidemiología de la entidad.

    Hasta el pasado 18 de marzo, según cifras del Distrito, más de 350 mil personas acudieron a consulta por alguna afección relacionada con infecciones respiratorias. De los pacientes atendidos, al menos uno de cada cuatro fue un menor de cinco años, los más vulnerables a este tipo de padecimientos.

    “Por ocupación de servicios, la consulta externa y las urgencias concentran el 96% de los casos de IRA, el 3.5% (12.529) ocupan servicios de hospitalización por IRA grave y el 0.3% (984) han requerido hospitalización en unidades de cuidado intensivo”, indicó la Administración Distrital.

    La Secretaría de Salud señaló que orientará esfuerzos para fortalecer las medidas de prevención, dirigidas especialmente a la comunidad educativa y responsables de menores de cinco años y los mayores de 60. En ese sentido, se recomienda:

    -Evite el contacto con personas que tengan tos o gripa.

    -Lávese las manos con agua y jabón varias veces al día.

    -Alimente a los bebés menores de seis meses exclusivamente con leche materna.

    -Mantenga los esquemas de vacunación al día.

    -Evite los cambios bruscos de temperatura, cubra nariz y boca al salir de lugares cerrados.

    -Evite el consumo de cigarrillo y el contacto con personas fumadoras.

    -Limpie y desinfecte los utensilios en el hogar y los juguetes en espacios de juego.

    -Cuando los niños tengan gripa, no los envíe a las instituciones educativas.

    Medidas de prevención para la comunidad

    -Lavado frecuente de manos, con agua y jabón o una solución de alcohol.

    -Evitar saludar de mano, de beso o frotarse los ojos.

    -Evitar contacto con personas con gripa.

    Signos de alarma

    -Aumento en la frecuencia respiratoria o respiración rápida

    -Se le hunden las costillas al respirar.

    -Presenta ruidos extraños al respirar o “le silba el pecho”.

    -No quiere comer o beber y vomita todo.

    -Fiebre superior a 38.5 grados centígrados.

    -Decaimiento y somnolencia, ataques o convulsiones.

    Cuidados para menores de edad

    -Evite el contacto con personas con gripa. Los enfermos deben utilizar tapabocas y mantener las manos limpias con un correcto lavado de manos con agua y jabón.

    -En el caso de bebés menores de seis meses, suministre solamente leche materna en mayor cantidad, por lo menos 10 veces al día.

    -Si el niño es mayor de seis meses, dele alimentos recién preparados, de alto contenido nutricional y energético (frutas, verduras y carnes), y continúe dando leche materna.

    -Evite contacto con fumadores.

    -Para aliviar la tos y el dolor de garganta, suministre al niño bebidas aromáticas o té. Si es mayor de dos años suminístrele miel.

    -Mantenga las fosas nasales destapadas, en lo posible aplique con frecuencia suero fisiológico por ambas fosas nasales limpiando las secreciones.

    -Cuando el niño se exponga a cambios bruscos de temperatura, protéjalo y cúbrale la nariz y la boca.