• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 2,441,191
  • 29Jul,15

    El reto de calcular la edad de su mascota

    Multiplicar por siete no le dará una respuesta acertada sobre los años humanos de su can o felino

    Mucho se ha dicho sobre el mito de los siete años humanos por cada año de la mascota, pero diferentes estudios científicos han desmentido que esta sea la manera de calcular la edad de un perro o un gato. Varios médicos veterinarios como Daniel Bohórquez, de la Clínica Animal Center, y Javier Rivas, de la Clínica Veterinaria de la Universidad de La Salle, aseguran que no hay una fórmula exacta. Entonces, ¿cómo saberlo?

    Para un cálculo más cercano a la realidad hay que incluir ciertas variables que inciden en el proceso de desarrollo y envejecimiento de una mascota: “El peso y la raza son determinantes en los perros, mientras que la parte comportamental incide más en el caso de los felinos”, sostiene Bohórquez.

    Tanto para perros como para gatos los dos primeros años son los de mayor desarrollo físico; en ellos pasan de ser unos tiernos cachorros a ser todos unos adultos jóvenes. Estos años iniciales equivalen en promedio a casi 20 años en el desarrollo fisiológico de un ser humano, dependiendo de cada raza. “Un ejemplo es que estos animalitos tienen su madurez sexual entre los 6 y 8 meses, esto equivale a lo que sucede en los humanos cuando tienen 13 o 14 años”, explica el veterinario Rivas.

    Chiquitos y longevos Aunque en estos primeros años los canes pequeños suelen tener un desarrollo más rápido que los grandes, al llegar a la edad adulta los segundos tienden a envejecer más rápido. Esto hace que estadísticamente las razas pequeñas tengan una expectativa de vida más larga. “Un gran danés vive entre 5 y 8 años, mientras que un poodle miniatura puede alcanzar los 14 años”, menciona el estudio ‘Comparative Longevity of Pet Dogs and Humans: Implications for Gerontology Research’, de la Universidad de Purdue, en Indiana, en el que el peso y la raza de las mascotas se utilizaron para mirar su longevidad en comparación con la de los humanos.

    “Esto se explica en parte por temas del metabolismo, que hacen que el organismo de un can tan grande genere un mayor desgaste para funcionar”, asegura Bohórquez.

    Tantas respuestas como razas

    Por otra parte, en el mundo existen cientos de razas de perros distintas, más de 400, y cada una tiene su propio ritmo para envejecer, lo cual agrega otra variable a sus cálculos. “Un 40 por ciento de la expectativa de vida del perro depende de su herencia genética”, afirma Bohórquez. Esto es un punto importante porque algunas razas son más propensas a sufrir problemas cardiacos, respiratorios, renales etc., y estas enfermedades acortan su expectativa de vida. Sin contar con los muchos otros factores que puede incidir, como el ambiente o la nutrición.

    Felinos simples

    Para los gatos los cálculos parecen más sencillos, aunque siempre se debe hablar de cifras aproximadas, al igual que en el caso de los perros. Según la International Cat Care, los primeros 2 años del gato equivalen a 24 años humanos, y de ahí en adelante cada año equivale a 4 del humano.

    “Además, los gatos viven más que los perros. He visto a muchos alcanzar los 18 y hasta más de 20 años, mientras que los perros, en el mejor de los casos, llegan hasta los 16”, dice Rivas.

    Una investigación que no termina

    Todas las tablas que pueden encontrarse acerca del tema son aproximadas, y las investigaciones aún siguen desarrollándose. Aunque frente a la edad felina hay una mayor certeza, porque el peso de una raza a otra no varía tanto como en el caso de los canes. Además, los perros y gatos criollos tienen una expectativa de vida más larga que los de raza por su herencia genética.

    Si quiere ser más específico, hay valores que se asignan a cada raza y han sido sacados de varios estudios; uno de los más aproximados y útiles es el que compiló la BBC de Londres.

    eltiempo.com