• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 2,203,222
  • 26May,16

    Diez claves para que apruebe el examen de ‘speaking’

    Consejos para que no pierda tiempo ni dinero cuando presente su examen oral de inglés.

    El examen oral de inglés, conocido como ‘speaking’, es uno de los más temidos por aquellos que están estudiando este idioma o buscan una certificación para poder estudiar o trabajar.

    El miedo a hacer el ridículo y la tensión de saber que obtener una buena o mala calificación depende solo de cada quien, le ponen los nervios de punta a cualquiera.

    Hay quienes se desenvuelven mejor ‘face to face’ con el evaluador y logran demostrar qué tanto saben en los 15 minutos que dura dicho examen, mientras que otros prefieren presentar la prueba delante de un computador que les permita lidiar con su timidez.

    Lo cierto es que, sea cual sea el caso, nunca están de más las recomendaciones que, de acuerdo con expertos en la materia, si se siguen como debe ser, pueden ayudar a que el resultado en el ‘speaking’ sea positivo. Tome nota.

    – Asegúrese de estar listo

    Antes que nada, sepa que no tiene sentido presentar una prueba de este tipo sin tener el mínimo nivel de inglés requerido. Lisa Viviana Avella, gerente del examen Ielts de Colombia, Ecuador y Panamá del British Council, asegura que es necesario prepararse con anterioridad. “Haga un curso, tome clases personalizadas o use las herramientas que se ofrecen en internet, pero no asista a estos exámenes en busca de un milagro”, recomienda.

    – Aproveche los temas comunes

    De acuerdo con Karen Acosta, gerente regional de Cambly (una aplicación para mejorar las habilidades de conversar en inglés), aunque el tipo de preguntas y la clase de temas seguramente no serán los mismos para todas las personas, cuando indagan sobre la parte personal del entrevistado, los evaluadores tienden a preguntar lo mismo. “Ahí es cuando se puede aprovechar para subir puntos, porque usted puede preparar esas respuestas y practicar más vocabulario, pues se trata de temas que usted domina”, sostiene.

    – Explore el examen

    Conocer el tipo de preguntas y la estructura del examen al que se enfrentará, lo hará sentirse más seguro. Investigue sobre la prueba; en internet podrá encontrar lo que necesite saber. “En algunos ‘speaking’ la evaluación se hace con un profesor y en otros con un computador; en la mayoría te dan un minuto para pensar la respuesta y en otros te entregan un papel para hacer anotaciones; a veces pasan imágenes para hablar de algún tema, otras solo hacen preguntas. Así que es bueno que lleve una idea”, asegura Diana Caipa, coordinadora de exámenes internacionales del Centro Colombo Americano de Bogotá.

    – Administre el tiempo

    “Por lo general, su entrevistador le dará un minuto para preparar la respuesta y otro para responder; use ese tiempo, no corra”, aconseja Caipa. Distribuya los segundos de manera que pueda concretar la respuesta. “La idea es que lo que usted diga tenga estructura y un hilo conductor: una introducción, un desarrollo y una conclusión. Ahí es cuando le van a calificar la cohesión”, apunta.

    – Argumente sus respuestas

    No se trata de sobreactuarse ni de tratar de impresionar, pero si le es posible complemente y argumente sus respuestas. Eso le subirá puntos. Si le entregan un papel y un lápiz en el momento de las preguntas, no escriba todo lo que va a decir, sino algunas palabras claves para apoyarse. Si lee o se limita a sus anotaciones, “el entrevistador se dará cuenta de que usted no es capaz de producir lenguaje si no prepara las respuestas”, dice Avella.

    – Responda lo que se le pregunta

    Al ser interrogado, escuche bien a su evaluador para que no hable sobre lo que no se le ha pedido. “No tiene que dar respuestas técnicas y saber de todo lo que se le pregunta, pero sí debe estar en capacidad de hacerse entender con el vocabulario que tiene. Eso es lo que el evaluador tendrá en cuenta”, expresa Caipa.

    – La actitud también cuenta

    Es importante que el evaluador se lleve una buena impresión suya. Muéstrese seguro, mire a los ojos a su interlocutor y exponga sus ideas con naturalidad.

    – ‘Pilas’ con el tono y el ritmo

    El nerviosismo de la situación puede alterar su ritmo y vocalización. Respire profundo y tranquilícese. No se acelere, pero tampoco haga pausas prolongadas y frecuentes. La fluidez, otro de los aspectos que se calificarán en la prueba, “no se mide por la velocidad a la que usted habla, sino por la claridad y la buena pronunciación”, añade Caipa. Hable en un tono medio, para que el entrevistador no se esfuerce por escucharlo y tampoco se sienta abrumado. En el caso de presentar la prueba a través de un software interactivo, responda siempre con el mismo volumen de voz para que no corra el riesgo de que alguna respuesta no quede grabada.

    – Use el mejor vocabulario

    Trate de usar sinónimos, no responda siempre con las mismas palabras. Tampoco repita las ideas ni abuse de las muletillas, pues puede parecer que no sabe qué más decir.

    – No improvise

    Sea espontáneo y “no se meta en terrenos pantanosos”, dice Acosta. Improvisar no está bien en estos casos. Si no entiende la pregunta, no tema pedir que se la repitan y tampoco aceptar que no sabe del tema. Tampoco utilice contracciones o expresiones idiomáticas si no sabe cómo. A diferencia del ‘writing’ en el ‘speaking’ hablar con estas frases puede darle un plus: “Es mejor no aparentar que se tiene conocimiento de ellas, porque puede ‘embarrarla’ diciendo lo que no es”, agrega Acosta.

    Dominar el inglés aumenta los ingresos

    Un estudio de la firma británica Hays, que recluta talentos en el mundo, reveló que dominar el inglés puede permitirles a los profesionales colombianos ganar hasta un 30 por ciento más que un colega que no lo maneje y que tenga el mismo cargo.

    “Claramente un profesional que hable este idioma tiene acceso a muchísimas más oportunidades que uno que no lo haga”, explicó en un comunicado el consultor de Hays, Axel Dono.

    El mismo estudio, anota la agencia española de noticias Efe, determinó que el nivel de inglés es importante, ya que el mercado laboral exige un dominio entre intermedio y avanzado. Y Axel Dono concluyó: “Nosotros, como especialistas en recursos humanos, recomendamos darle prioridad al dominio del inglés antes que a estudios adicionales, como maestrías o especializaciones”.

    eltiempo.com