Una de las inquietudes que tienen los estudiantes de último semestre en las universidades es cómo conseguir trabajo si se cuenta con poca experiencia laboral.

Lo primero que debe saber es que en la búsqueda de un trabajo o en un proceso de selección, es importante que sepa qué hacer o qué actitud asumir para obtener el mejor resultado.

Y si no puede demostrar lo que sabe hacer mediante su experiencia laboral anterior, al menos acredite lo que le han enseñado a hacer, ya sea en la Universidad, en un máster o un curso privado. Cuanto más se especialice más posibilidades tendrá de conseguir el trabajo.

Según Alejandro Arévalo, experto de una empresa de reclutamiento especializado, es primordial que durante la búsqueda de trabajo o antes de una entrevista laboral se sigan las siguientes recomendaciones para obtener mejores resultados.

-Todos los candidatos tienen fortalezas que seguramente a las empresas les interesa, como por ejemplo ser una persona proactiva, interesada por aprender constantemente, que da solución a problemas de forma creativa, entre otras.

-A los reclutadores les gusta saber los logros que ha tenido el candidato, sin embargo, no hay que olvidar que hay respuestas “cliché” y que son muy conocidas en las áreas de Recursos Humanos, por lo que es importante ser uno mismo, sin olvidar que deben demostrar actitudes profesionales.

-Otro punto clave es el uso óptimo de las redes sociales, no solo para compartir las aficiones y pasatiempos, sino también para mostrar lo que hace de forma profesional.

-Use redes profesionales como LinkedIn para publicar su hoja de vida, enterarse de nuevas oportunidades laborales y para darse a conocer en este tipo de redes.

Además tenga en cuenta que un perfil completo y actualizado aumenta el nivel de empleabilidad de la herramienta. “Como reclutadores, vemos que las personas no mantienen al día sus hojas de vida, especialmente cuando están trabajando, cuando están en su zona de confort o cuando aún no han iniciado su vida profesional. Las personas solo toman esta como una red para buscar empleo inmediatamente y dejan de utilizarla como un medio para ampliar y potenciar su red de contactos“, dice Arévalo.

Entre los puntos que las personas deben tener en cuenta a la hora de mantener su perfil en la red es definir cómo se posicionará, es decir, en qué área se desea potenciar y qué contactos necesita generar.

Se recomienda tener información actualizada y completa en el perfil, de esta manera las empresas de reclutamiento pueden tener una visión de quién es el candidato, conocer sus competencias y hacia dónde quiere ir a nivel profesional.

En el caso de la fotografía, al contrario de la hoja de vida, en LinkedIn es esencial ya que permite verificar la veracidad de la cuenta. Esta debe tener un tono más corporativo y serio que en otras redes sociales.

Consejos prácticos para nuevos profesionales:

·Lo más importante es marcar la diferencia, se debe procurar mostrar aspectos profesionales para generar confianza y demostrar que se es capaz de asumir el reto laboral.

·Se debe ser específico y detallado en los resultados obtenidos en experiencias pasadas. Uno de los principales errores que comenten los candidatos es que son muy generales al contar sobre las experiencias.

·Y lo más importante, mostrarse interesado en aprender, en explorar, en aportar cosas nuevas a la empresa con la que se tenga una entrevista, más si se es recién egresado y no se tiene mucha experiencia.