01Feb,18

Así puede hacer una lonchera nutritiva para sus hijos

La lonchera escolar es un complemento de la alimentación diaria de un niño o un adolescente y no reemplaza comidas como el desayuno o el almuerzo. Las loncheras permiten complementar las necesidades nutricionales del niño o el adolescente durante el día, permitiéndole reponer la energía gastada durante las actividades diarias y mejorar su concentración durante el estudio. Deben aportan entre el 10 y 20% de las calorías totales diarias recomendadas.

Una lonchera bien preparada favorece el crecimiento y desarrollo adecuado de los niños y adolescentes, satisface sus gustos y ayuda a crear hábitos alimentarios sanos.

¿Qué alimentos debe incluir una lonchera nutritiva?

Las loncheras deberán ser elaboradas y preparadas teniendo en cuenta todos los grupos de alimentos:

  • Frutas: Puede incluir todas las frutas enteras o en jugo. Si incluye la fruta entera, debe ir bien lavada o pelada y fraccionada en un recipiente de fácil acceso para el niño. Algunas de las frutas que se pueden incluir son: banano, guayaba, ciruela, mandarina, granadilla, manzana, pera, durazno, piña, fresa, mango, zapote, lulo, tomate de árbol, curuba, feijoa, naranja y mora; siempre será ideal aprovechar las frutas que se encuentren en cosecha. También se pueden incluir frutos secos como almendras, marañón, arándanos, nueces, maní, entre otros.
  • Lácteos y derivados: Leche, kumis, yogurt, quesos o demás derivados.
  • Cereales: Arepa, almojábana, buñuelo, cereal en hojuelas, galletas, mantecada, pan, ponquecitos, entre otros.
  • Verduras: Incluir verduras verdes y amarillas en las preparaciones que prefiera el niño. Por ejemplo, sándwich con lechuga y tomate, jugo de zanahoria, tortas de zanahoria, de ahuyama, de espinacas, entre otros.
  • Carnes y huevos: Puede incluir atún, carne de res, pollo, cerdo y ternera en sándwich.

Algunas sugerencias de los menús para las loncheras de los niños:

  • Sándwich de pollo y queso con verduras y jugo de frutas.
  • Tortillas de maíz con huevo y verduras, manzana y bebida láctea.
  • Sándwich de atún con verduras, mango en cuadritos y bebida.
  • Tajadas de pan, queso y huevo, jugo de frutas y un chocolate.
  • Pan con mermelada o mantequilla, fruta y bebida con leche.
  • Jugo de fruta y croissant.
  • Avena, arepa con queso y fruta.
  • Crepes de jamón y queso y jugo de fruta.
  • Ensalada de frutas, galletas de sal o dulce y queso.
  • Yogurt, fruta entera y barrita de cereal.
  • Sándwich con lechuga, tomate y carne, pollo o atún, y jugo.
  • Wrap con carne o pollo y verduras y batido de frutas.
  • Kumis, granola y fruta picada.

Además, es importante:

  • Incluir agua como bebida adicional en la lonchera de los menores.
  • No incluya en la lonchera gaseosas o paquetes como papas fritas, entre otros.
  • La lonchera debe ser variada nutricionalmente, en sabor, textura y color.
  • Durante el descanso, dedicar el tiempo suficiente para consumir todos los alimentos de la lonchera.

Antes de preparar la lonchera tener en cuenta:

  • Los requerimientos calóricos que el niño necesita durante el día y cuál será el porcentaje a cubrir de la lonchera.
  • Gustos y rechazos del niño.
  • Prepare las bebidas con agua hervida.
  • Prefiera jugos de frutas naturales y/o consuma las frutas enteras.
  • Involucre a los niños en la compra, selección y preparación de la lonchera.
  • Lave diariamente la lonchera y los recipientes utilizados para el almacenamiento de los alimentos, para evitar contaminaciones o posibles intoxicaciones.
  • Lave muy bien las manos antes de preparar la lonchera y al momento de consumirla.
  • Cuando se incorporen productos que requieran refrigeración como carnes preparadas, derivados cárnicos o lácteos, deben ser consumidos en el menor tiempo posible.
  • Empaque solo lo que el niño pueda comer.
  • Trate de mantener la temperatura adecuada de los alimentos con el fin de evitar riesgo de intoxicaciones; no reutilice productos que se encuentren vencidos o presenten condiciones inadecuadas en sus empaques.
  • Empaque los alimentos por separado.
  • Deseche los alimentos que el niño no consumió y trajo de regreso en la lonchera.
  • Revise muy bien las condiciones de los alimentos: evite incorporar alimentos sobre madurados, abombados o que presenten mal aspecto en sus condiciones de color, olor, sabor y textura.

¿Cómo debe ser el recipiente de la lonchera infantil?​

  • Fácil de manipular y lavar.
  • No elija termos con pitillo (por la dificultad para su adecuada higiene).
  • Lave muy bien la boquilla del termo, así evitará que los residuos de los líquidos formen costra y permita la proliferación de microorganismos.
  • Elija los recipientes que conserven la temperatura por más tiempo.
  • Procure mantener refrigeradas las bebidas, productos cárnicos o lácteos hasta el momento de acondicionar la lonchera.
  • Utilice papel aluminio o bolsas herméticas, con el fin de evitar humedecer el resto de alimentos que componen la lonchera. No reutilice estos elementos.
  • Empaque cubiertos y servilleta (cuando el consumo del alimento lo requiera).
  • Evite utilizar recipientes de vidrio para almacenar los alimentos.

saludcapital.gov.co