• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 2,449,228
  • 02Dic,16

    ¡Amantes de la lectura! Aquí más de 10 consejos para cuidar tus libros

    1Una vez que compres un libro nuevo o lo recojas de tu biblioteca, asegúrate de sostenerlo hacia abajo, es decir, del lado en que abres el libro y no desde el lado en que lo sostienes cuando lees.
    2. Abre el libro con cuidado y evita abrirlo más de 100 grados.
    3. No uses un rotulador ni ningún tipo de lapicero para marcar. En vez de eso, utiliza un simple marcador de libros. No necesitas comprar un marcador elegante; basta con un pedazo viejo de cartulina o algo limpio y sólido.
    4. Come o bebe después de leer tu libro. O toma un descanso para comer y beber y luego lávate las manos. Esto no quiere decir que no puedas comer antes de leer, solo recuerda lavarte las manos antes de incluso tocar tu libro.
    5. Tu libro es tu libro. No se lo des a alguien que simplemente te lo pida prestado. Solo permite que alguien en quien confías MUY bien lea el libro junto a ti. Incluso si confías en alguien, no puedes darle así simplemente tu libro para que lo lea en su casa. También hay otras personas en su casa, ¿las conoces o confías en esas ellas?
    6. La manera más adecuada de conservar mejor el libro es echado sobre una superficie horizontal. Si bien la posición parada parece más práctica y lógica para ti, debes saber que debido al tiempo, si tu libro está en esta posición, su pegamento se irá a un lado y las hojas se saldrán. Solo si tu libro está apretujado en la biblioteca, su pegamento puede durar por más tiempo. Recuerda, la posición echada puede hacer que el libro se conserve por siempre como era.
    7. Abre el libro y saca el polvo cada mes. O cada dos meses si eres perezoso.
    8 Después de sacar el polvo, mantenlo en una mesa segura y alta durante más de una hora.
    9. Coloca el libro con cuidado de nuevo en tu biblioteca. No lo hagas muy apurado ni de manera tosca, apretándolo rápido.
    10. Si ves puntos de fotocopia y manchas negras, debes saber que se quedarán de forma permanente en la página. Tú no eres Mr. Muscle ni Windex y no puedes utilizar Tip-ex o cualquier tipo de producto de limpieza o un lapicero de tu bolsa de lápices de la escuela.
    11. Asegúrate de que la biblioteca, sala o el lugar donde pones tu libro no sea húmedo. De lo contrario, tu libro se ondulará.
    12. Si lees tu libro fuera de tu casa, léelo mientras estés sentado y no mientras camines por la calle, estés estacionándote o en cualquier lugar en el que camines o simules leer en frente del público. Terminarás estrellándote con un auto, un poste de luz, una anciana o con alguien.
    13. Coloca el libro en el lugar en que estaba y no lo dejes en la mesa. De lo contrario, te puedes olvidar que lo dejaste ahí y tu hermano, primo o cualquier persona puede dañarlo. 14. 
    • Es importante que abras el libro cada uno o dos meses. Esto porque el libro está hecho de papel y con el tiempo puede haber insectos que comen papel en el lugar cerrado (el color de los insectos es negro o turquesa).
    • Si realmente deseas marcar una línea en tu libro, utiliza un lápiz y subraya las palabras de manera muy suave.
    • Si deseas marcar un párrafo entero o una línea, utiliza paréntesis desde el principio de la frase hasta la palabra deseada.
    • Cuida el encuadernado. Para que recuerdes dónde te quedaste al leer, utiliza un marcador de libros, no pongas tu libro al revés. Del mismo modo, no dobles la cubierta delantera o posterior de tu libro.

    es.wikihow.com