• whats
    • Face
    • instagram
    • yutube
    • linkrlin
    • Google_pus
  • Eres el visitante N°: 4,852,752
  • 11Ene,18

    ¡Adiós vacaciones! Con estos consejos ordene sus metas laborales 2018

    Finalizó el año 2017 y luego de tomar unas vacaciones al lado de sus seres queridos es momento de plantearse las metas laborales para el 2018.

    Al retornar a la ciudad debe estar pensando cómo organizarse y qué es en lo que quiere mejorar para este año. A continuación, expertos consultados por EL TIEMPO le dan algunas claves para que comience la carrera hacia esas metas con éxito.

    Propósitos claros

    Para el ‘coach’ José Luis Rodríguez, lo primordial es tener un propósito claro y se debe estar convencido de cuáles son las metas que se quieren alcanzar laboralmente.

    Por ejemplo, Rodríguez señala que si su meta está ligada al desarrollo personal se debe pensar cómo va a alcanzarla; es decir, poner en una escala de valor si la idea es generar recursos o aprender y lo que se puede hacer para lograrlo, dependiendo cada caso en particular.

    De otro lado, Felipe Delgado, Executive Manager de Michael Page Colombia, una empresa especializada en reclutamiento de profesionales, explica que hay tres pasos para identificar la meta:

    1. ¿Qué quiero?

    2. ¿Cuál es el siguiente paso?

    3. ¿Cómo conseguirlo? 

    Luego de resolver el primer paso, que se hace luego de un análisis de la persona para determinar cómo quiere evolucionar laboralmente, sea por la arista de su carrera o económica, se debe identificar si ya se está listo para dar un siguiente paso en la compañía y evaluar si cumple con los requisitos para optar por un crecimiento, si no es así se recomienda hacer un plan de acción para lograr esos objetivos, que finalmente faciliten el alcanzar lo que se quiere.

    Metas retadoras

    En cuanto a los objetivos que se quieren alcanzar, Rodríguez hace énfasis en que, por lo general, las personas fallan al plantearse la meta, pues no tienen en cuenta que no se tiene claro cómo la van a alcanzar, por lo que se termina volviendo dificultosa.

    Pese a ello, el experto añade que se deben trazar objetivos grandes, pero “teniendo claro para dónde se va”.

    Un ejemplo del crecimiento laboral respecto a lo económico es a través de la compra de un carro. Delgado expone que si uno quiere un carro de 100 millones, se debe poner en perspectiva cuánto dinero debo ganar para poder adquirirlo y de allí trabajar en cómo puedo hacer para abrir oportunidades en la empresa con las que puedo cumplir la meta, pues no hay aumento salarial de un día para otro.

    Metas que aporten a la principal

    Entre los consejos que Rodríguez plantea está dividir las metas en objetivos de temprano alcance para ir midiendo cómo se va en la tarea de cumplir su gran reto.

    Esto también permitirá ir adelantando planes de acción si es que las cosas no están saliendo como se pretenden.

    Delgado agrega que si el objetivo es hacer crecer su carrera se debe analizar que le falta a su perfil para cumplir con lo que pide la empresa: una especialización, más tiempo en su puesto de trabajo, depende de la compañía.

    ¿Y si estoy desmotivado?

    Para Delgado, es importante plantearse las razones por las que se está desmotivado y preguntarse qué se puede cambiar para estar satisfecho y así establecer sus metas.

    Otros caminos que se pueden tomar es la aceptación o definitivamente establecer la búsqueda de otro trabajo, donde puede plantearse objetivos que le seduzcan.

    ELTIEMPO.COM